Un informe alerta del “ahogo” de las economías motivadas por los tipos de interés de las viviendas

Polígono 29,

Un estudio realizado por los Técnicos del Ministerio de Economía y Hacienda (GESTHA) explica que en Huesca la hipoteca media de 151.535 euros, contratada a un plazo de 27 años, ha pasado de 622 euros mensuales en 2005 a 828 euros en 2007, lo que supone un incremento mensual de 206 euros en las cuotas y una subida anual de 2.472 euros para aquellos propietarios que adquirieron su vivienda hace dos años, cuando este índice se encontraba en el 2,2% (septiembre de 2005).

Las familias oscenses tendrían que desembolsar a fecha de hoy una media de 37.761 euros –sin computar las comisiones por cancelación anticipada- a las entidades financieras con las que tienen contratada su hipoteca, para mantener la misma cuota mensual que pagaban en 2005 y así hacer frente de una sola vez al pago de las subidas de los tipos de interés, que se han duplicado en los últimos dos años, según se desprende de un estudio realizado por los Técnicos del Ministerio de Economía y Hacienda (GESTHA).

Actualmente, el Euribor, el principal índice de referencia al que se conceden la mayoría de las hipotecas a tipo variable en España, subió en septiembre hasta el 4,725%, lo que supone el nivel más alto desde diciembre de 2000 y la vigésimo cuarta subida mensual consecutiva.

El estudio de Gestha -elaborado a partir del análisis de las estadísticas hipotecarias del Instituto Nacional de Estadística (INE) relativas al mes de julio y la evolución del Euribor del mes de septiembre- explica que el incremento de este índice se ha traducido en una subida de las cuotas de los créditos hipotecarios “muy por encima” de la subida salarial media, lo que unido al sobreprecio de la vivienda -entre un 24% y 35%- ha supuesto una pérdida de poder adquisitivo para las familias, ocasionando “graves desajustes” en las economías domésticas.

Pérdida de poder adquisitivo

Según el INE, la inflación anual fue del 3,5% en 2006, por lo que en este año el salario medio real de un trabajador en España (descontada la inflación) apenas ha conservado su poder adquisitivo. Pero, si se contabiliza la pérdida de disposición para aquéllos que están adquiriendo una vivienda -como consecuencia del aumento de los tipos de interés- la pérdida de poder de compra alcanza los 2.448 euros al año. En la Comunidad de Aragón los sueldos apenas han subido un 5% en el último año.

Un Pacto de Estado para aliviar tensiones financieras, sociales y fiscales

Ante esta situación, los Técnicos de Hacienda instan al Gobierno Central a suscribir un gran Pacto de Estado con las distintas Administraciones Autonómicas y Locales, así como con los agentes sociales y entidades financieras, con el fin de paliar los “riesgos bancarios, sociales y fiscales” derivados de las tensiones existentes en el mercado inmobiliario español, caracterizado por los sobreprecios de la vivienda, la tendencia alcista de los tipos de interés, el endeudamiento histórico de los hogares y el aumento del riesgo crediticio con la excesiva ampliación de los plazos de los préstamos hipotecarios.

Por un lado, los Técnicos del Ministerio de Hacienda critican la ampliación de los plazos de amortización de estos préstamos, superiores en algunos casos a los treinta años, más allá de la vida laboral, porque aumenta desorbitadamente la carga financiera de las familias y eleva de manera ostensible el riesgo de devolución, afectando a los índices de morosidad bancaria y debilitando la seguridad del sistema financiero en su conjunto, tal y como se ha visto en Estados Unidos con la crisis de las hipotecas subprime y el caso del banco británico Northern Rock, en crisis desde hace casi un mes por problemas de liquidez.

Por otro lado, los Técnicos estiman que el encarecimiento del precio del dinero ha dificultado todavía más el acceso a una vivienda digna provocando un descontento social generalizado. Este fin de semana, miles de personas, en su mayoría jóvenes “mileuristas”, se manifestaron para exigir medidas que les permitan acceder a una vivienda y protestar por los altos precios. Los Técnicos calculan que en la actualidad en España casi 11 millones de asalariados ganan menos de 1.100 euros brutos al mes, lo que supone el 57% del total de asalariados. Aragón concentra la cifra de 292.706 “mileuristas”, lo que representa un porcentaje del 49,4%.

Finalmente, los Técnicos de Hacienda advierten que estas “tensiones inmobiliarias” también afectarán gravemente a las arcas públicas y a la tributación efectiva derivada de las operaciones inmobiliarias en un momento en el que la revisión a la baja del crecimiento de la economía española (inferior al 3% en 2008) y la corrección del sector de la construcción hacen más necesario que nunca un superávit fiscal fuerte.

Comentarios