Comienza en Peralta de la Sal el encuentro de superiores mayores de las Escuelas Pías

Desde este jueves y hasta el 21 en Peralta de la Sal tiene lugar el encuentro bianual de superiores mayores de la Orden de las Escuelas Pías, presidido por el Superior General de la Orden, Jesús Mª Lecea, y que coincide en el año del 450 aniversario del nacimiento de San José de Calasanz. Es la primera vez que se celebra en Peralta de la Sal una reunión mundial de esta importancia a la que asisten los superiores mayores de todo el mundo. “El laicado en las Escuelas Pías” y “el Ministerio Escolapio en el mundo”, son los temas principales que se van a tratar durante estos días.

Los próximos 20 y 21 de octubre se dedicarán a la celebración institucional escolapia del 450 aniversario de Calasanz con la presencia en Barbastro de Federico Mayor Zaragoza, científico y ex director general de la UNESCO que pronunciará una conferencia, y el presidente de la Conferencia Episcopal Española, Mons. Blázquez que presidirá la Santa Misa en la Catedral de Barbastro.

El obispo de la Diócesis de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, destaca que es muy importante que Barbastro sea sede institucional y se trata de un “gozo” para la Diócesis. Milián, que declaraba este 2007 “Año Jubilar” junto con el Nuncio de Su Santidad en España, Manuel Monteiro, en Peralta de la Sal, lugar de nacimiento del Santo, señala que San José de Calasanz es un “aragonés ejemplar” que se “dedicó a hacer el bien a los demás”.

El Nuncio de la Santa Sede en España, Manuel Monteiro, presidía los actos litúrgicos con los que se iniciaba en Peralta de la Sal la apertura del Año Jubilar Calasancio, cuando se cumple el 450 aniversario del nacimiento de San José de Calasanz. El Nuncio destacaba la importancia del trabajo que en el campo de la educación en los jóvenes realizó el Santo a lo largo de su vida dando origen a las Escuelas Pías (Escolapios) dónde la formación de los pobres era su objeto. Manuel Monteiro señalaba que es muy importante la educación, ya que lo que se aprende de joven nunca se olvida.

La apertura del Año Jubilar en el mes de enero contaba con los Obispos de la Diócesis Aragonesas y el Obispo de Calahorra y La Calzada, Juan José Omella. A la celebración asistía la comunidad escolapia con el superior provincial de las Escuelas Pías de Aragón, Nueva York y Puerto Rico, Javier Negro. La eucaristía con la que se daba el inicio a los actos que durante este año se están celebrando estaba concelebrada por el Obispo de la Diócesis Barbastro- Monzón, Alfonso Milián, quien publicaba una carta pastoral con el título “ Por la señal de la santa Cruz” en la que proclama la celebración del Año Jubilar.

Comentarios