El GMAM apela al estoicismo para su expedición al hielo de la Patagonia Chilena

El Grupo Militar del Alta Montaña, GMAM, de Jaca inicia este domingo su viaje a la Patagonia, siguiente expedición con la que van a cerrar los actos enmarcados en el Año Polar Internacional. Allí van a intentar hacer dos cimas, en el Cerro San Valentín, pico más alto de la Patagonia y que no ha sido ascendido por ningún español, y en el Cerro Ladrillero, que no ha sido ascendido por nadie. Además van a intentar hacer la travesía del Campo de Hielo Norte Patagónico en su sentido norte-sur, un terreno muy poco explorado, con muchas zonas vírgenes y con escasa cartografía, de hecho tal y como ha explicado el jefe de la expedición, el Teniente Coronel, Alberto Ayora, ‘el mapa de la travesía es de este año’.

En esta expedición participan cuatro miembros del Grupo Militar del Alta montaña de Jaca, el Jefe de la Expedición Teniente Coronel Alberto Ayora, el Comandante José M. Andrés Albiasu, el Teniente Pedro Expósito y el Brigada Emilio Verdasco. Junto a ellos varios miembros del programa televisivo Al Filo de lo Imposible, y también tres miembros de la Escuela Militar de Montaña Chilena. Además en esta expedición se vuelve a colaborar con la Universidad de Zaragoza en el proyecto de investigación de la conductividad de la nieve.

Según ha querido resaltar el jefe de la expedición, haciendo referencia a una frase de un célebre montañero como fue Eric Shipton, la zona a la que van es ‘una de las regiones más encantadoras de la tierra, si bien reclama de sus aficionados una cierta dosis de estoicismo’. Ese estoicismo, ha dicho Ayora, ‘nos va a hacer mucha falta porque las condiciones climatológicas son muy malas, mucho viento y en época de lluvias, porque es primavera’. Sin embargo, el Grupo va a echar mano de una novedad que han practicado recientemente en Noruega como es la vela, una especie de parapente con el que, si las condiciones son buenas, podrán avanzar muchos kilómetros en poco tiempo.

Las dos partes importantes de la expedición son el ascenso a los dos picos, el Cerro San Valentín, y el Cerro Ladrillero. Si todo va según lo previsto, del 19 de octubre al 3 de noviembre se hará este ascenso, algo que no ha conseguido ninguna expedición española, el pico más alto de la Patagonia. Y después, tras la travesía del Campo de Hielo Norte, del 20 de noviembre al 1 de diciembre se intentará ascender el segundo pico, el Cerro Ladrillero que aún no ha ascendido nadie. La vuelta está prevista para el 7 de diciembre.

Sin duda, tras la última expedición del Grupo a Groenlandia, que no pudieron finalizar debido al calentamiento global y las grandes grietas que impedían el avance del grupo, esta es otra oportunidad de conocer las consecuencias del calentamiento global y el cambio climático pero en la Patagonia Chilena. Ayora ha querido hacer hincapié en este aspecto de la expedición, y es que van a tener datos del mismo año de dos glaciares situados en los dos hemisferios terrestres.

Comentarios