El PP señala que Gobierno aragonés vende dos veces el acuerdo de financiación de la Travesía Central

Vender dos veces la misma actuación. Eso es lo que a juicio del presidente del Partido Popular de Aragón, Gustavo Alcalde, ha realizado el Gobierno de Marcelino Iglesias respecto al acuerdo de solicitud de financiación a la Unión Europea adoptado por los Gobiernos de España y Francia para la Travesía Central Pirenaica.

Para el PP, el 16 de noviembre de 2006, durante la XIX Cumbre Hispano-Francesa, los ejecutivos español y francés ya acordaron reclamar fondos comunitarios para los estudios de análisis territorial y medioambiental de esta infraestructura que Aragón viene reclamando desde hace diez años. Un acuerdo que, entonces, recibió las alabanzas del Ministerio de Fomento que lo calificó como un paso significativo, y del Gobierno de Marcelino Iglesias que lo consideró un avance.

“Hoy, un año después, Ministerio de Fomento y Gobierno de Aragón vuelven a utilizar las mismas palabras para vendernos otra vez lo mismo, cuando la realidad es que el tiempo transcurre sin que existan avances significativos que permitan fijar un fecha concreta para el inicio de las obras” aseguró Alcalde.

En esta línea de “pasividad” de las administraciones socialistas de Madrid y Aragón respecto a las infraestructuras aragonesas, el líder de los populares también reprochó a los gobiernos de Zapatero e Iglesias el “no haber ser sido capaces de convencer al coordinador europeo para los ejes transpirenaicos, Etienne Davignon, de incluir la Travesía Central Pirenaica en los planes ferroviarios de gran velocidad transfronterizos entre España, Francia y Portugal”, tal y como consta en un informe que el responsable europeo remitió al comisario de Transportes el pasado mes de septiembre.

Otro dato más que esgrimió Alcalde para argumentar sus afirmaciones sobre el “desinterés real” del Gobierno español sobre la futura conexión ferroviaria fue el recorte aplicado por el Ministerio de Fomento en el proyecto de presupuestos del Estado para 2008, a la ya de por sí escasa dotación presupuestaria con que cuenta la propuesta de nueva vía de comunicación con Francia.

Comentarios