Cartas al director ; Nueva senda alcista del IPC

UGT Aragón

Los precios de consumo se han disparado en el último mes tanto en Aragón como en España debido principalmente a dos elementos. El primero se debe al efecto escalón que muestran los precios de los carburantes y combustibles con respecto a septiembre de 2006, momento en el que mostraron un importante descenso. En segundo lugar, el encarecimiento de los precios de la alimentación. Estos efectos han impulsado el crecimiento de los precios a un nivel preocupante, por cuanto nos alejamos de los objetivos oficiales para el conjunto del año y también del comportamiento medio de los precios en la Unión Europea.

Entre los motores de esta tendencia se encuentran elementos más volátiles como los carburantes y combustibles, pero también más estables. La inflación subyacente ha aumentado dos décimas desde julio para colocarse en un 2,6%, que significa que existe una tendencia inflacionista latente en los componentes más estables del IPC. La parte positiva de esta realidad es que pone de manifiesto un renovado vigor del consumo privado nacional (y también aragonés), pero también es cierto que un crecimiento diferencial continuado de los precios en comparación con la media europea refleja una pérdida de competitividad de nuestra economía.

Cabe realizar una mención especial a la provincia de Teruel, que ha mostrado un crecimiento de los precios de ocho décimas en el último mes, lo que ha encaramado la tasa interanual hasta el 3,0%. El crecimiento en Huesca ha sido de cuatro décimas, y en Zaragoza de dos.

Conclusiones

El IPC de septiembre refleja el encarecimiento de los precios en productos básicos, lo que merma la capacidad de compra de los salarios.

UGT Aragón insiste en la necesidad de incluir cláusulas de revisión salarial en la negociación colectiva para garantizar el mantenimiento y la recuperación del poder adquisitivo de los salarios, y en la necesidad de dignificar los salarios.

Comentarios