La vivienda es el principal problema para los aragoneses, según el CIS

2005100404 Viviendas sociales 3.jpg

La vivienda es el principal problema que existe actualmente en Aragón, seguida de la inmigración y del paro, según contempla la encuesta hecha pública este jueves por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) realizada poco después de la celebración de los comicios del 27 de mayo. La encuesta, según Efe, también recoge que el 41,2 por ciento de los habitantes de la comunidad considera que la situación económica en Aragón es "buena", mientras que el 39,5 por ciento la tacha de "regular" y el 11,1 por ciento piensa que es "mala".

El líder político autonómico más valorado en la comunidad es el presidente del Gobierno regional, Marcelino Iglesias, que recibe una puntuación media de 5,78, en tanto que Gustavo Alcalde (PP) es el segundo, con un 4,23, y Chesús Bernal (CHA) alcanza la tercera posición, con una valoración del 4,06. El 38 por ciento de los aragoneses cree que la situación política es "regular", si bien el 30 por ciento opina que es "buena" y el 14,2 por ciento insiste en que es "mala".

Después de la vivienda, que preocupa al 23,1 por ciento de los ciudadanos, la inmigración (21,2 por ciento) y el paro (19,2 por ciento), a los ciudadanos también les interesa significativamente la despoblación en el medio rural (9,7 por ciento) y las infraestructuras (9,2 por ciento). También aparecen, entre los principales preocupaciones, el abandono institucional (7,6 por ciento), la sanidad (6,7 por ciento) y los problemas de índole económica (6,1 por ciento).

La encuesta refleja que el 45,1 por ciento de la población piensa que la actuación del Gobierno regional en la anterior legislatura fue "regular", aunque el 39,7 por ciento dice que fue "buena" y el 9,4 por ciento opina que "mala".

Aprobado a Zapatero

Para los aragoneses, el Ejecutivo de Marcelino Iglesias actuó mejor en las materias de sanidad, que califica como buena el 47,9 por ciento, seguridad ciudadana y educación.

Respecto a las elecciones autonómicas del pasado 27 de mayo, el 54,8 por ciento evalúa "más bien positivamente" los resultados de los comicios y el 20,7 por ciento "más bien negativamente", mientras que el 24 por ciento restante no se pronuncia. La campaña electoral del PSOE es la más valorada, ya que es calificada de buena por el 25,2 por ciento de los aragoneses, seguida por las del PP e IU.

El 32,5 por ciento de los ciudadanos siguió con "poco interés" la campaña y el 30,5 por ciento "con ningún interés", cifras que contrastan con el 3,9 por ciento que vivió este periodo con "mucho interés". Más del 50 por ciento de los ciudadanos reconoce que no le sirvió para nada lo visto u oído en la campaña para conocer mejor a los candidatos o comprobar las diferencias que existen entre unos partidos y otros.

En relación a los líderes nacionales, los aragoneses sólo aprueban al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que recibe un 5,19, y suspenden al líder del PP, Mariano Rajoy, (4,04) y al coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, con un 3,74.

Para el 41,5 por ciento de los aragoneses el Ejecutivo central está actuando en conjunto de manera regular, mientras que para el 30,7 por ciento el Gobierno está trabajando bien y para el 14,9 su actuación es "mala". Esta encuesta del CIS se realizó entre junio y julio de este año y en ella participaron 994 personas mayores de 18 años de 52 municipios de Aragón.

Comentarios