El PP censura las ordenanzas fiscales, CHA las ve mejorables e IU las aprueba

Los grupos políticos de la oposición presentan sus enmiendas al borrador de ordenanzas fiscales del Ayuntamiento de Huesca para el año 2008, borrador elaborado por el equipo de gobierno Partido Socialista-Partido Aragonés. El Partido Popular se muestra muy crítico, Chunta Aragonesista considera que hay más sensatez que en ejercicios anteriores aunque las ordenanzas son claramente mejorables, e Izquierda Unida muestra su satisfacción por la apuesta progresista que se produce. El texto definitivo de las ordenanzas fiscales pasará a la Comisión de Hacienda del lunes, 22 de octubre; posteriormente llegará al pleno municipal. Queda por delante el debate sobre el presupuesto del Ayuntamiento oscense para el año 2008.

Roberto Bermúdez de Castro, portavoz del Partido Popular, critica duramente el hecho de que "se grave tanto el tener una vivienda en Huesca, ya que vuelve a subir el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) por encima del 4 por ciento, algo que viene ocurriendo en los últimos 7 años". También critica la política del equipo de gobierno en cuanto a plusvalías e impuesto que se aplica a la construcción (algo que repercute en el ciudadano). A lo largo de esta semana, en principio este martes, el Partido Popular va a mantener un encuentro informativo para hablar de sus enmiendas a las ordenanzas.

Miguel Solana, portavoz de Chunta Aragonesista, dice que se ha introducido algo más de sensatez en las ordenanzas fiscales respecto a ejercicios anteriores. No obstante, "son claramente mejorables", añade Solana. Hace referencia al IBI, a las motocicletas y ciclomotores, pide beneficios fiscales a todo lo que mejore el medio ambiente, e incentivos para la actividad comercial en el Casco Antiguo (especialmente si es a iniciativa de jóvenes). Como novedad, CHA observa la necesidad de obtener beneficios gravando la telefonía móvil (tal y como están haciendo otros ayuntamientos).

Trini Rincón, portavoz de Izquierda Unida, muestra su satisfacción por la apuesta progresista de las ordenanzas fiscales 2008. Valora la apuesta por el empleo, por dar facilidades a la industria (con la congelación del Impuesto de Actividades Económicas) y la sensibilidad medioambiental. No obstante, Rincón espera que haya rigor en el nivel de servicios durante el año 2008 y contención de gastos superfluos.

Comentarios