Más de 300 personas han celebrado en Los Monegros El Día Internacional de la Mujer Rural

Más de 300 personas se han reunido en el Cine-Teatro El Molino de Sariñena para celebrar el Día Internacional de la Mujer Rural organizado por la Coordinadora Federación de Asociaciones de Mujeres de Los Monegros, con la colaboración de la Comarca de Los Monegros, el Ayuntamiento de Sariñena, el Gobierno de Aragón y la Asociación de Mujeres y Consumidores de Sariñena.

La alcaldesa de Sariñena, Lorena Canales, ha dado la bienvenida a las asistentes, junto a la presidenta de la Coordinadora, Margarita Périz, quien ha recordado que el lema elegido este año “Solidaridad entre mujeres”, supone “recuperar el espíritu de la Conferencia de Pekín de 1995, en la que un grupo de organizaciones internacionales como la Federación Internacional de Productores Agrícolas y la Fundación Cumbre Mundial de la Mujer decidieron instaurar el 15 de octubre como el Día Internacional de la Mujer”. Périz ha recordado que “las mujeres rurales representan más de un cuarto de la población total del mundo. Producen del 60 al 80 % de los alimentos básicos en África subsahariana y el Caribe. Efectúan más del 50 % de los trabajos del cultivo intensivo en Asia, realizan más del 30 % de los trabajos agrícolas en los países industrializados, son cabeza de familia en el 60 % de los hogares en ciertas regiones de África, aseguran el 90 % de las necesidades de los hogares en agua y combustible en África. Millones de mujeres viven por debajo del umbral de la pobreza en las zonas rurales del tercer mundo. Su función es la subsistencia de la comunidad y esto no se traduce en poder político, posesión de propiedades ni desarrollo personas, de ahí que la ONU y la FAO las denomine las trabajadoras invisibles del mundo”.

Durante la mañana se han sucedido las intervenciones en un aforo al completo que ha seguido con mucha atención, en primer lugar, la ponencia de Ujue Sarraseca, del Comité de Solidaridad Internacionalista, quien ha explicado la labor que realizan consistente en “formar brigadas para intentar conocer de primera mano lo que pasa en los países del Tercer Mundo, se trabaja con movimientos sociales que trabajan en sus lugares de origen y lo que hacemos es apoyar a esta gente”. Uno de los proyectos en el que trabajan es el MST (Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra) de Brasil. Según ha explicado Sarraseca, este movimiento cuenta con más de 300.000 familias acampadas, “se basa en un precepto de la constitución brasileña por el que toda tierra improductiva puede ser expropiada para el uso de los trabajadores. Ellos quieren que se cumpla esta ley de su país. De este modo, buscan las tierras improductivas y desde el primer momento son cultivadas por familias, que también crían animales y empiezan a hablar con el gobierno para que les den definitivamente estas tierras, algo que a veces consiguen, otras no. Hay un 80 % de logros en este sentido”.

Luís López, que también pertenece a este Comité, ha narrado su experiencia en Guatemala, donde se trasladó este verano para hacer un seguimiento de un comité cívico formado por mujeres para hacerse con la alcaldía de una comunidad en Guatemala, además de visitar unos programas de alfabetización en diferentes comunidades cerca de Quetzaltenango. “Son programas para que las mujeres aprendan a leer y escribir. La situación que viven las mujeres en Guatemala es mala, los pueblos indígenas se organizan en pequeñas cooperativas para poder salir de la pobreza, en la que se encuentra el 60 % y un 19 % está en extrema pobreza. Las mujeres tienen problemas de violencia de género, sufren el alcoholismo de los maridos y muchas deben subsistir con el escaso dinero que les envían los hombres que han emigrado a Estados Unidos. Hay deficientes sistemas de basuras, de abastecimiento de aguas, y esto genera, junto a la pobreza y malnutrición de niños, muchos problemas de salud”.

Jesús Vegas, del MPDL ha hablado de los proyectos de microempresas y construcción de viviendas de esta ONG, que “cuenta con tres líneas de cooperación y en todas ellas está muy presente la mujer, porque es fundamental para trabajar por el desarrollo de cualquier sociedad”. Vegas también ha sido el encargado de presentar el documental “Una palabra. Mujeres de Centroamérica”, grabado en Honduras y Guatemala, en el que se han mostrado diversas experiencias de desarrollo dirigidas a las mujeres, con un mensaje “optimista y de ganas de progresar de forma diferente”.

Tras la pausa, las asistentes a la jornada han conocido diversas experiencias en materia de cooperación de la comarca de Los Monegros. Isabel Cuberes, de Robres, ha explicado el programa de becas de transporte escolar, un sistema que consiste en ayudar a un grupo de adolescentes y jóvenes de Nicaragua a continuar sus estudios de secundaria y universitarios. Según ha informado Cuberes, “no tenían dinero necesario ni para transporte escolar ni para material, así que se les puso en contacto con personas de sus comunidades y asociaciones de mujeres de Los Monegros que les pagan el dinero necesario para seguir estudiando”.

Por su parte, Antonio Brosed, del Movimiento Rural, ha explicado el proyecto de Monegros con Nicaragua, y ha resumido la labor que realizan en Ocotal. “En este momento damos 300 comidas en preescolares, atendemos la casa de Cultura Monegros, un centro de salud para 8.000 personas y un proyecto agrícola en poblaciones indígenas. Esto lo llevamos a cabo gracias a la ayuda de las instituciones, entre ellas la Comarca de Los Monegros y al apadrinamiento de 250 niños”. Por último, Eduardo Jiménez, ha explicado la labor de colaboración de la comarca de Los Monegros con el municipio de Playa en La Habana, “centrado principalmente en experiencias de agricultura urbana, dada la escasez de producción de alimentos verdes y la dificultad de transporte desde el campo hasta la ciudad; allí se ha hecho una labor importante fomentando huertos dentro de la ciudad y alguna finca en las afueras para producir mayor cantidad de alimentos y no sólo verduras, sino también crianza de pollos y cerdos”. Tras la comida en el parque del recinto ferial de Sariñena, las participantes han podido visitar la exposición de murales “Mujer rural en Nicaragua”, de Roberto Loaisiga Mendez.

Comentarios