Siete personas han fallecido atropelladas en el Alto Aragón en lo que llevamos de año

Manhattan

Está siendo un año bastante trágico en la provincia de Huesca para los peatones puesto que son varios los accidentes producidos con el resultado de muerte. El más sonado fue sin duda el que se produjo en la puerta de la discoteca Manhattan de Huesca donde fallecían dos personas y siete resultaron heridas. En total son seis peatones los fallecidos, tres de ellos en este mes de octubre, y uno más tras sufrir un accidente con una moto y ser atropellado posteriormente. En un año en el que los accidentes de motos son argumento de la seguridad vial en España, en Huesca lo son también los atropellos a peatones por el incremento de sucesos por este motivo.

El primer fallecido se producía el 2 de junio en Binaced donde moría un hombre de 35 años que era atropellado por un turismo en la A-140. El 27 de julio tuvo lugar el más grave con los dos muertos en el polígono Sepes en la puerta de la Manhattan y además los siete heridos.

La lista de fallecidos por atropello se amplía con la muerte de un hombre de 70 años el pasado día 1 de octubre en la A-131 en las proximidades de Fraga y posteriormente otro hombre de 48 años de nacionalidad rumana el pasado día 12 en Berbegal también moría atropellado en un fin de semana trágico puesto que en Esplús fallecía otra persona por la misma causa.

Otro de los fallecidos que se puede añadir a esta relación fue un motorista que volcaba con su moto en la autopista AP-2 y fue atropellado posteriormente por un camión. Este suceso se producía el 26 del mes de junio.

Siete víctimas mortales y una larga lista de heridos entre los que algunos resultaron graves como una menor en Monzón, un ciudadano inglés en uno de los túneles del Monrepós o un hombre en Albalate de Cinca, el pasado domingo.

Además se producen al año múltiples atropellos en poblaciones urbanas y especialmente en Huesca donde este año se han registrado algunos graves en Avenida Pirineos, Calle del Parque o Martínez de Velasco.

Las estadísticas de la Jefatura Provincial de Tráfico registran una media de más de 30 atropellos al año, a los que hay que sumar los que se producen en zonas urbanas y que también superan esa cifra, según los datos de la Policía Local de Huesca. Exceso de velocidad de los vehículos e imprudencias de los peatones son las principales causas por las que se producen los atropellos que se han incrementado considerablemente en los últimos años, tanto en carreteras como vías interurbanas o en los núcleos urbanos. Entre 6 y 7 personas fallecen al año de media por este motivo en la provincia altoaragonesa

Comentarios