Inaugurada en Robres la exposición "Legionari" que permanecerá abierta hasta diciembre

Se ha inaugurado la exposición fotográfica titulada “Legionari. Italianos de Musolini en la guerra de España (1936-1939)” en el Centro de Interpretación, Documentación y Estudios de la Guerra Civil de Robres. La muestra sólo se ha expuesto antes en España en una ocasión en el Museu d’ Historia de Catalunya, en Barcelona. Además se han incluido nuevas piezas, documentos, prensa y libros en el ámbito museográfico del Centro.

El presidente de la Comarca de Los Monegros, Manuel Conte, destacaba durante la inauguración que la actividad expositiva del Centro es muy intensa y ya está prevista la muestra que sustituirá a “Legionari” y que se inaugurará antes de Navidad. “Lo que pretendemos es que sea un Centro vivo, con actividad constante y sucesivas y renovadas exposiciones de gran calidad y valor histórico, además del propio contenido museístico”, dijo Conte, al tiempo que ha subrayado la importancia del Centro de interpretación en el desarrollo de la dinamización turística del territorio, “lo que se pone de manifiesto por el excelente flujo de visitas que está experimentando”.

Por su parte, el comisario de la exposición, Víctor Pardo, señalaba que “esperamos que el próximo año el Centro tome un nuevo rumbo manteniendo el ambiente expositivo, pero convirtiéndose definitivamente en centro de documentación y estudios, para lo que venimos trabajando desde hace tiempo, no sólo mediante el acopio de materiales videográficos y documentales, (ya hay un buen número de documentales que pueden ver los visitantes en un programa a la carta), sino también fotografías y documentos”.

La muestra “Legionari. Italianos de Musolini en la guerra de España (1936-1939)” recoge más de cien imágenes de un enorme valor histórico y permanecerá abierta hasta el 10 de diciembre. Los materiales fotográficos han sido cedidos con la colaboración del Museu d`Història de Catalunya por el italiano Archivo de la Provincia Autónoma di Bolzano, lugar donde se encuentran depositadas las 4.000 fotografías tomadas por el teniente legionario Guglielmo Sandri, en la campaña fascista emprendida por Mussolini en la Guerra Civil española.

El enorme archivo Sandri constituye un documento excepcional para constatar la presencia italiana en los escenarios de guerra españoles y obtener una visión de los momentos bélicos más intensos, así como de los paisajes rurales y urbanos visitados por las tropas mussolinianas, sin desdeñar los rostros humanos de hombres, mujeres y niños que sufren las trágicas consecuencias del conflicto.

Las instantáneas captadas por el teniente italiano que vino a luchar con Franco, fueron halladas en 1992 de un modo casual por una vecina de la localidad de Vipiteno/Sterzing, Samantha Schneider, quien las encontró en una caja junto a un cubo de basura y las guardó. Diez años después Samantha, aficionada a la historia, las entregó al archivero de Bolzano, Andrea di Michele, para su custodia y documentación.

La Guerra Civil a través del objetivo de un legionario

El 11 de febrero de 1937, Guglielmo Sandri llega a España como teniente de la división Littorio del Corpo Truppe Volontarie (CTV). Permanece en la Península hasta mayo de 1939 y, durante todo este período, toma parte en casi todas las acciones militares de los fascistas italianos en apoyo a la sublevación militar.

Gracias a sus fotografías, ha sido posible seguir, como si se tratara de un mapa geográfico, el largo recorrido efectuado por los legionarios en España: el desembarco, la fulminante derrota encajada en Guadalajara, la campaña del Norte con la entrada a las ciudades de Burgos, San Sebastián y Santander, las campañas de Aragón y del arco mediterráneo, la decisiva batalla del Ebro, la conquista de Barcelona y, finalmente, la vuelta a casa con el desembarco como triunfadores en Nápoles.

Las imágenes seleccionadas del fondo fotográfico inédito de Guglielmo Sandri que presenta esta exposición constituyen un diario gráfico y un testimonio de la colaboración entre dos regímenes fascistas, así como la constatación de una intervención militar más numerosa de lo que nunca se ha querido reconocer.

Wilhelm Schrefler / Guglielmo Sandri (1905-1979)

Wilhelm Schrefler nace en Merano/Meran, por entonces parte del imperio austro-húngaro, en 1905. Pertenece a la minoría alemana de Alto Adige/Südtirol que en 1919 entra a formar parte del reino de Italia tras la derrota y la disolución del imperio austro-húngaro, al final de la Primera Guerra Mundial.

Huérfano desde pequeño, pasa muchos años en una difícil situación económica y vive de trabajos esporádicos. A mediados de los años treinta emprende la carrera militar, diez años después de haber realizado el servicio militar como suboficial de complemento. Poco antes, italianiza su nombre como Guglielmo Sandri. Se enrola en el Corpo Truppe Volontarie (CTV) enviado por Mussolini a España para apoyar a los golpistas y permanece en España como oficial del ejército italiano desde febrero de 1937 hasta mayo de 1939, años en que realiza miles de fotografías con fines personales. Gravemente herido durante la Segunda Guerra Mundial, es licenciado por enfermedad en 1949. Tras haber vivido muchos años en Bolonia, regresa al Alto Adige/Südtirol, al pueblo de Vipiteno/Sterzing, donde muere en 1979.

La intervención italiana en cifras

Las ansias expansionistas de Mussolini por el Mediterráneo, además de su abierta hostilidad contra la República, fueron determinantes en la agresiva presencia del fascismo italiano en España, a despecho y burla del Comité de No Intervención.

Casi 80.000 soldados italianos lucharon contra la República española. De ellos, más de 43.000 pertenecían al ejército; unos 32.000 a la milicia, y más de 5.500 hombres –pilotos y otro personal– a la aviación. Otros 1.500 hombres habían sido enviados antes de la llegada oficial del Comando Truppe Volontarie, o Corpo Truppe Volontarie, como también se le conoce. 42 Submarinos, 13 cruceros, 22 destructores, 759 aviones, 157 tanques, 1.801 cañones, 1.426 morteros, 3.436 ametralladoras, 6.791 vehículos de combate... un despliegue enorme se hizo presente en el conflicto español que se cobró la vida de 3.819 italianos y dejó heridos a no menos de 11.000.

Exposición:

Legionari. Italianos de Mussolini en la guerra de España (1936-1939)

Del 19 de octubre al 10 de diciembre de 2007

Lugar: Centro de interpretación, documentación y estudios de la Guerra Civil

Robres

Horarios :Sábados, domingos y festivos: 12-14 h y 16,30 a 19,30 h

Víspera de festivos: 16,30 a 19,30 h

El Centro garantiza el acceso a los visitantes con movilidad reducida.

Comentarios