¿Por qué se cae el pelo en otoño?

No se preocupe si en estas fechas encuentra más cabello de lo habitual en la almohada, en la toalla de baño o en la mesa de su oficina. La caída del pelo en estas fechas es un recuerdo ancestral de la muda de pelaje que se producía en nuestros antepasados. Sin embargo, esta caída estacional no quiere decir necesariamente que exista una enfermedad ya que lo normal es que la pérdida sea temporal y el pelo que se cae vuelva a crecer.

Cuando comienza el otoño es muy probable experimentar un aumento de la caída del cabello, lo que puede resultar preocupante. Pero no hay que darle más importancia de la que tiene, es habitual que en estas fechas perdamos unos 50 pelos diarios, y esto no debe preocupar en exceso, ya que se trata de una regeneración del pelo que sufrimos todos los mamíferos.

Esta caída del pelo no es alopecia, sino una parte del ciclo vital normal del cabello, por tanto el problema no es que el cabello se caiga sino que no crezca posteriormente. Lo importante es que exista un equilibrio entre el cabello que cae y el que nace, y no caben dudas de que por distintas agresiones externas hay etapas en las que "la muda del pelo" se acelera.

El inicio del otoño es una de esas épocas: el cabello que durante todo el verano ha estado sometido al calor y a la radiación ultravioleta acelera su ciclo de crecimiento y por lo tanto crece muy rápidamente y también cae de forma masiva, lo que resulta alarmante para gran cantidad de la población, siendo sin embargo un problema intrascendente que se soluciona solo.

Existe un recambio estacional del pelo como en la mayor parte de los mamíferos, que hacen una muda. Normalmente los mamíferos muy peludos cómo los osos o los perros, hacen un cambio antes del verano, recambian el pelo, les cae una capa del mismo y vuelven a recuperarlo en otoño, entre otras causas por la adecuación a los posibles cambios de temperatura.

Comentarios