Arranca "El Programa de Habilidades Educativas para las Familias" en Monzón

Isabel Blasco, concejal de Salud, y Laura Gracia, una de las trabajadoras sociales del Módulo Psicosocial de Atención a las Drogodependencias, presentaban el Programa de Habilidades Educativas para las Familias que ya ha echado andar. Va dirigido a los padres y madres con hijos en Educación Primaria. Es una iniciativa del Módulo de Atención a las Drogodependencias.

La idea fue a raíz de una colaboración que hizo el Módulo de Drogodependencia de Monzón con el INAEM. A partir del plan de la Comunidad Autónoma de Aragón de 2003-2008. Este programa complementa el de Educación para la Salud y Prevención de las Drogodependencias que desde el curso 2003-04 se desarrolla en los colegios de Monzón. Se trabaja a nivel preventivo con las escuelas y es un programa muy atractivo porque trabajan niños y profesores en crear hábitos de vida saludable y en fomentar la autoestima. A los padres se les implica en el programa con las habilidades educativas y en cómo tienen que comportarse con sus hijos. Lo importante es obtener recursos psicológicos nuevos para encauzar a veces los tipos de agresividad o de falta de motivación que tienen los niños.

La mejor manera de relacionarse con los jóvenes es el diálogo, sobretodo conocer cuales van a ser sus respuestas y motivarles para que ellos entiendan su comportamiento para no caer en la adición. La finalidad es conseguir que el niño entienda que el camino de la drogodependencia no es el mejor. Los valores más importantes los tiene que transmitir la familia, los educadores aportarán al chaval el saber y la cultura. Blasco advierte que el respecto es el valor más trascendental. Explica que psicológicamente es contraproducente darle al niño todo lo que pide puesto que se trata de aprender a solucionar los problemas con herramientas tan sencillas como transmitirles valores para prevenir las drogodependencias.

Blasco ha destacado la importancia de este programa porque es único en Aragón y cuenta para su ejecución con la complicidad de los profesores de los centros escolares. Blasco indica que el programa ha tenido mucho éxito porque responde a la demanda de los padres, que quieren que la actividad de prevención de las aulas se instale también los hogares.

Comentarios