La Diócesis de Barbastro-Monzón analiza la situación actual de los bienes

Bienes Franja

Después de conocer que algunas piezas de arte se van a exponer en el nuevo museo de Lleida, tal y como adelantaba Radio Huesca Digital, la Diócesis de Barbastro-Monzón está analizando la situación actual para estudiar si adopta alguna decisión, traslada a instancias superiores de la Iglesia esta circunstancia o decide seguir esperando. Según los reiterados decretos de la Sagrada Congregación de los Obispos y del Tribunal de la Signatura Apostólica las piezas de arte son propiedad de Barbastro-Monzón y se encuentran en depósito en Lleida.

El vicario judicial de la Diócesis de Barbastro-Monzón, José Mora, explicaba recientemente que si “Lleida coloca los bienes en una jurisdicción distinta, después de haber recibido los decretos de la Santa Sede, está actuando contra el derecho de la Iglesia porque los bienes no le pertenecen”

Los responsables del nuevo museo de Lleida, si no existe contraorden de última hora, tienen previsto exponer algunas piezas que pertenecen a Barbastro-Monzón, y que tienen que devolver según los reiterados decretos de la Sagrada Congregación de los Obispos y del Tribunal de la Signatura Apostólica. La inauguración del nuevo museo de Lérida esta prevista para el próximo 30 de noviembre con todas las colecciones de las que se dispone, en total 10.000 piezas. La idea es que sea “un museo de museos” que con su visita se pueda conocer la historia de Lleida. Albergará las colecciones del museo Dicesá Comarcal, la colección arqueológica del Institut d´estudis Ilerdencs, de las diputaciones y de los consejos comarcales.

Desde Barbastro-Monzón se exige que la Diócesis Ilerdense debe cumplir el decreto de la Congregación de los Obispos de 8 de septiembre de 2005, ratificado en un decreto del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica el 28 de abril de este año. Lérida no puede recurrir a esta institución de la Iglesia pero presentaba una demanda al Tribunal de la Rota Romana, institución de rango inferior al Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica.

Comentarios