Gustavo Alcalde acusa a Iglesias de ayudar, con su actitud, a que el Gobierno catalán se quede con los bienes aragoneses

 

El presidente del Partido Popular de Aragón, Gustavo Alcalde, le ha recriminado a Marcelino Iglesias la actitud que ha venido demostrando en estos últimos años respecto al conflicto de los bienes de las parroquias retenidos en Lérida por la Generalitat de Cataluña. “Su postura de no hacer absolutamente nada –afirmó- de buenísimo, de poner constantemente la otra mejilla, de no elevar la voz para que no se enfaden buscando dar lástima al tripartito para ver si así se ablandan y nos devuelven lo que es nuestro no ha servido para nada”. “Espero que por fin haya abierto los ojos, señor Iglesias, y ahora sí salga usted en defensa de los intereses de todos los aragoneses. Por que nos jugamos no sólo las piezas, que ya es mucho. Está en juego nuestra dignidad, y el sentimiento general de haber defendido hasta el final una causa justa”, ha añadido Alcalde.

 

Alcalde ha advertido que, en contra de lo que ha hecho el Gobierno de Marcelino Iglesias, la postura mostrada en todo momento por la Generalitat catalana responde a una estrategia bien definida. “Nos han hecho creer, con palmaditas en las espaldas de Iglesias y de Eva Almunia, que las piezas volverían a Aragón, pero lo único que querían era que pasara el tiempo para poder terminar el Museo Diocesano de Lérida. A partir de este momento, las piezas formarán parte de la unidad museística catalana y dependerán directamente de la Generalitat, lo que les dará una razón más para no devolver los bienes a sus legítimos dueños: la imposibilidad material de romper dicha unidad museística”, ha denunciado Alcalde.

 

Alcalde ha calificado como “un hecho muy grave” que a esta situación se haya llegado con la colaboración del Presidente del Gobierno de Aragón. “Con su actitud Marcelino Iglesias ha ayudado, espero que no conscientemente, a que el tripartito catalán alcanzara sus fines” ha manifestado Alcalde.

 

“Todas las declaraciones públicas de Iglesias en este sentido hablaban de que las cosas iban por buen camino –añadió Alcalde- lo que calmaba los ánimos de los aragoneses indignados y daba tiempo al tripartito para que acabara su Museo. Y ahora me pregunto: si las cosas iban por buen camino, y las piezas ya están en el Museo de Lérida, ¿De qué parte ha estado siempre Marcelino Iglesias?”.

 

 

Comentarios