Exposición Fotográfica: "Homenaje a las Madres del Mundo" en Monzón

François Poirier y Carmen Arbués presentan la exposición fotográfica “De un Mundo a otro” los días veintinueve de octubre y el diecinueve de noviembre de siete a nueve de la noche en la Sala Cerbuna de la Casa de Cultura.

La exhibición está compuesta por cuarenta fotografías de cincuenta modelos en las que la maquilladora altoaragonesa Carmen Arbués y el fotógrafo francés François Poirier unen la fotografía con el body paint. Comenzaron el proyecto en 1994 y la idea surgió hace diez años, después de que Carmen Arbués realizara en Japón un maquillaje con una campeona mundial de natación sincronizada, conocida como "la sirena de Francia", que se quedó embarazada. Esto tuvo mucha repercusión en la prensa francesa por lo que decidieron continuar con el proyecto, empezaron a pintar con la técnica del body-paint a muchas mujeres embarazadas, poniéndoles decorados naturales o bien en estudio hacían composiciones de todas las madres que posaron para ellos. Personalizaban las figuras de la modelo y de los escenarios en los que se situaban, escenarios que recorren lugares tan distintos como La Habana, Venecia, París, el río Gállego y las mismas playas de la Costa Brava.

Recuperando todas esas fotografías compusieron el libro que se titula “De un mundo a otro”. Arbués reconoce que no es fácil pintar a las mujeres, porque con el embarazo, tienen problemas por ejemplo si se mueve el feto, tiene que dejar de dibujar, o dejarlo, si llueve. Es indispensable que estas futuras madres estén cómodas. Arbués indica que las tratan con mucho mimo. El body art puede durar ocho o nueve horas, entonces tienen que tener mucho cuidado por si alguna se les queda dormida. La piel tiene que ser lisa porque sino es muy difícil maquillarlas, por el movimiento de la criatura.

En el libro se recogen un total de 150 fotografías en las que han participado 50 modelos distintas y de las cuales se han seleccionado un total de 40 para esta exposición. En cuanto a las características técnicas son 40 fotografías a color de diferentes tamaños y además al lado hay un texto explicativo y un catálogo de la exposición. En monzón veremos treinta imágenes muy grandes que representan lo más significativo del libro. Además la altoaragonesa Arbués no olvida sus raíces de Murillo de Gállego en Aragón por lo que podremos observar muchos retratos a las orillas del Río Gállego.

Esta exposición es un homenaje a todas las mujeres y madres del mundo y de todas las razas. Esta pareja ha querido compartir de una manera artística y original uniendo los dos talentos: la fotografía de François Poirier y el maquillae artístico de Carmen Arbués.

El colofón de esta idea es el embarazo de mellizos de Arbués a la vez que se publicaba el libro. Es un precioso proyecto común al que la pareja le ha puesto el alma, esto tendremos la oportunidad de verlo en Monzón los días 29 de octubre y 19 de noviembre. François Poirier estará presente en la exposición fotográfica para responder a todas nuestras preguntas.

Comentarios