Protesta de la diócesis Barbastro-Monzón, ante Roma, por el traslado de los bienes en Lérida

Alfonso Milián

La Diócesis de Barbastro-Monzón ha mostrado su absoluto desacuerdo con la inclusión de algunas piezas de arte en los fondos y colecciones del Museo Diocesano y Comarcal de Lérida. El Obispado ha comunicado que ha puesto en conocimiento de la Santa Sede la actuación del Obispado de Lérida, solicitando de nuevo el cumplimiento de los diferentes decretos que sancionan la devolución, y ha dirigido un escrito de protesta al Sr. Obispo, Administrador Apostólico de Lérida.

El obispado de Barbastro-Monzón ha indicado que “las referidas obras de arte fueron incluidas en el Convenio del Consorcio del Museo Diocesano y Comarcal en el año 1999, siendo que desde el 29 de junio de 1998 había sido decretado por el Sr. Nuncio Apostólico en España que se encontraban en la Diócesis de Lérida a título de depósito y no de propiedad, mientras ésta no probase lo contrario en cada caso, por lo que, de ser reclamadas por sus legítimos propietarios, debían devolverse. Tal reclamación se había producido y este Obispado protestó por la ilegítima inclusión de las mismas en el referido Convenio”.

Desde Barbastro-Monzón se ha clarificado que ”la catalogación de dichos bienes por parte de la Generalidad de Cataluña se realizó igualmente en el año 1999, cuando tales bienes ya estaban “sub judice”, y ha recordado que “el Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica, por Decreto Definitivo de 28 de abril de 2007, rechazó todos los recursos del Obispo de Lérida, ratificando el Decreto que ordenaba la devolución en el plazo de 30 días”. El obispo de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, ha manifestado que con este asunto "se hace daño a la Iglesia", al mismo tiempo que está dispuesto a colaborar pero exige primero la devolución.

Comentarios