Los afectados por la granizada de agosto del 2006 en Monzón han recibido 181.500 euros

El Gobierno de Aragón y el Ministerio del Interior han desembolsado un total de 181.500 euros a unos 200 vecinos de Monzón por el concepto de ayudas para reparar los daños causados en las viviendas por la granizada y la avenida del Sosa del 15 de agosto de 2006. En concreto, la Dirección General de la Vivienda y Rehabilitación ha repartido 140.966 euros, y la Administración central, 40.487. Las ayudas no eran incompatibles, así que en algunos casos la subvención ha llegado por las dos vías. Todos los expedientes tramitados correspondían a daños sin cobertura por una compañía de seguros.

El 17 de agosto de 2006 el Ayuntamiento abrió una ventanilla única para canalizar todas las peticiones de ayuda, y el 4 de octubre el alcalde entregó 1.004 expedientes en la Dirección General de la Vivienda (declaración jurada de inexistencia de póliza de seguros y fotocopia del presupuesto de la reparación). El medio millar referido a daños en vehículos (abolladuras y rotura de lunas) fue descartado por ambas Administraciones, y también los firmados por particulares con ingresos superiores al listón que establece la ley para determinar cuándo existe derecho a subvención.

Del conjunto de expedientes por daños en viviendas, 48 se desviaron a la Subdelegación del Gobierno, que los tramitó ante el Ministerio del Interior. Las ayudas concedidas suponen el 50 por ciento de la base imponible de la factura de la reparación, con un máximo de subvención de 6.000 euros. El Boletín Oficial del Estado (BOE), en sus ediciones de 9 de marzo y 3 de mayo de 2007, publicó el listado de particulares beneficiados por el Real Decreto 307/2005 que regula el procedimiento para la concesión de subvenciones a necesidades derivadas de situaciones de emergencia o de naturaleza catastrófica.

El alcalde, Fernando Heras, ha mostrado su satisfacción por la resolución de los expedientes que encauzó la ventanilla única y valorado los “resortes” de la DGA y el Ministerio para paliar la factura de los daños sufridos por quienes carecían de seguro y disponen de ingresos mínimos. “Tanto el Gobierno de Aragón como la Subdelegación del Gobierno central en Huesca han actuado con gran diligencia y eficacia”, ha recalcado.

Comentarios