Huesca merece más y mejor universidad

Luis Laiglesia

El Ayuntamiento de Huesca desde hace ocho años está apostando de manera decidida por la Universidad y su desarrollo en la ciudad. Y lo está haciendo de la única manera que puede llevarlo a cabo: invirtiendo dinero público en aparcamientos, parques o vías de conexión que mejoran y crean campus.

Es cierto que los responsables universitarios de hace 10 años podían decir que la ciudad que pedía descentralización era la que menos había hecho por la Universidad. Pero hoy ese discurso no sería ni cierto, ni justo después de que el Consistorio adquiriera el Seminario y lo cediera a la Universidad, creara el Parque Universidad, construyera la Piscina Almériz, esté ejecutando un parking soterrado de 200 plazas, construyera una andador en la Ronda Montearagón, y ahora esté adecentando el Paseo Lucas Mallada. Todo esto junto al campus oscense.

Semejante enumeración de obras no es palabrería, son hechos y argumentos que el Ayuntamiento puede poner, y supongo que pondrá sobre la mesa, cuando se lleve a cabo el diseño del futuro universitario en Aragón con la convergencia europea como directriz.

La ciudad, ahora, tiene razones de peso para exigir, no solo que medicina siga en Huesca, sino que se complete el ciclo y que en la capital haya un verdadero desarrollo universitario.

No creo que ningún otro campus haya recibido en Aragón semejante apoyo por su Ayuntamiento correspondiente, incluyendo en este capítulo Zaragoza, que aún no sabe si los estudios seguirán junto a la Plaza San Francisco o en los terrenos de la Expo.

Pero en Huesca, me consta, lo munícipes continúan con el diseño universitario. El próximo paso es encontrar un solar junto al actual campus para ubicar los estudios biosanitarios. Al respecto ya se han dado algunos pasos y todo apunta a que se va a conseguir.

En un Ayuntamiento en el que se han cometido errores de bulto en los últimos años y en el que la planificación en determinados aspectos como el industrial ha venido marcada por la improvisación, hay que reconocerle el buen hacer en el capítulo universitario.

Comentarios