El comedor social de Huesca acoge cada día a unas 28 personas

El albergue municipal de Huesca, gestionado por la Fundación de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Huesca, tiene por objetivo prestar atención a las posibles demandas que realizan las personas sin hogar. Junto a éste, se encuentra el Comedor Social, que no solo presta servicio a transeuntes sino a residentes en la ciudad con escasos recursos económicos.

El albergue permanece abierto todos los días del año, de 6 de la tarde a 10 de la mañana, cuenta con 22 camas distribuidas en 7 habitaciones. En este periodo de tiempo, también se tiene acceso al comedor social. Los servicios del comedor no solo están destinados a las personas alojadas en el albergue sino también para todos aquellos residentes en Huesca con bajos recursos económicos. Alrededor de 28 personas acuden al comedor diariamente a la hora de la comida. El menú de hoy, por ejemplo: lentejas con arroz y longaniza con pimiento para comer, y sopa de pescado y san jacobos, para la cena.

Es curioso que la mayoría de las personas que pasan por el albergue de Huesca son hombres, un 95’7%. Debido al escaso número de mujeres que acuden, éstas son atendidas, pero se remiten a diferentes pensiones.

Respecto a la nacionalidad, la mayoría son españoles (75%) mientras que las personas extranjeras representan tan solo un 25%. Dentro de la población extranjera los marroquíes representan el mayor número de población. A edades comprendidas entre los 40 y los 50 años pertenece el mayor porcentaje de las personas. A cada una de las personas que llegan se les da un pijama y ropa de cama, que deben devolver cuando termina su estancia en el albergue.

El albergue cuenta además, y entre otras cosas, con sala de estar, servicio de lavandería o servicio de ropero, aunque este último solo para casos extremos.

Comentarios