CHA exige celeridad para que Huesca pueda contar con un crematorio municipal

El Grupo Municipal de Chunta Aragonesista señala que han pasado 39 meses desde que el 4 de agosto de 2004 se tomara, en Comisión de Hacienda, una decisión sobre el reglamento y la viabilidad económica y financiera del horno crematorio del cementerio de Huesca. Los aragonesistas consideran que ha habido tiempo más que suficiente para que esta infraestructura (por otra parte muy necesaria) estuviera en pleno rendimiento.

En el Pleno de septiembre de 2004 se aprobó la construcción del crematorio con la previsión de que entrara en funcionamiento en la primavera de 2005, la titularidad sería municipal y la empresa adjudicataria se haría cargo de la construcción y la explotación, con una inversión de unos 600.000 €, tendría una concesión por 50 años y el Ayuntamiento aportaría anualmente una cantidad con el objetivo de financiar la mitad del coste de las obras.

 

CHA fue el único que no apoyó la decisión del pleno porque apostó por la gestión directa y en el caso de los servicios funerarios consideran que deben ser gestionados directamente para asegurar la calidad y garantizar el acceso al servicio. Indican desde este Grupo Municipal que la inversión era en su momento perfectamente asumible por el Ayuntamiento, garantizando así una política global de los cementerios, y en concreto de la incineración, así como la igualdad de trato y no dependencia de las funerarias.

 

Aquel primer concurso para la construcción y posterior explotación del crematorio convocado en febrero de 2005 quedó desierto, no se presentó ninguna oferta. Posteriormente fracasaron las negociaciones que los responsables municipales mantuvieron con las funerarias de la ciudad para que llevaran adelante el proyecto y el 2 de mayo de este año el Boletín Oficial de la Provincia de Huesca publicó la licitación de las obras para la construcción de un crematorio en el cementerio municipal con un presupuesto base de 623.351 € .

A esta convocatoria sólo presentó oferta la Unión Temporal de Empresas Edit y Bienes y Raíces. Según los datos que constaban en el anuncio, el plazo para la presentación de ofertas era de 26 días y el de ejecución de la obra seis meses, por lo que a final de este año las obras del crematorio deberían estar finalizadas, lo que, evidentemente, no va a suceder porque el proyecto ni siquiera ha sido adjudicado.

Comentarios