Los Obreros de San Pedro apoyan los planes del Ayuntamiento, pero critican la lentitud de la toma de decisiones

La Asociación de Obreros de San Pedro el Viejo ha hecho pública su valoración acerca de las actuaciones que el Ayuntamiento de Huesca para conseguir el necesario espacio libre entorno al monumento, lo que permitirá la realización de las obras de reconstrucción de cubiertas y restauración de las fachadas de los ábsides de la Iglesia románica. Sin embargo, critican la falta de iniciativa municipal para mejorar el entorno del templo y el casco viejo oscense en general

Esta Asociación ha manifestado reiteradamente su preocupación por el estado de algunas partes del monumento, que necesitan de actuaciones urgentes y así lo ha transmitido tanto al Director General de Patrimonio del Gobierno de Aragón, como al Alcalde de la ciudad. Así mismo, hace constar la ausencia de inversiones en el mantenimiento del monumento, desde que se restauró la torre con la capilla de San Ponce, a pesar de lo que se establece en el estudio, que a modo de plan director, define las actuaciones necesarias para la restauración total del conjunto monumental.

La ciudad de Huesca, ha manifestado en los últimos tiempos su voluntad de atraer un turismo, de interior principalmente, que contribuya al desarrollo de su economía, para lo que se ha comenzado a la ejecución de diversas actuaciones que mejoren la imagen y diversas infraestructuras urbanas. En este contexto se echa en falta, dice la Asociación de Obreros de San Pedro, un programa de inversiones, públicas y privadas, que transformen el Centro Histórico como espacio de calidad e imagen, en el que los entornos monumentales deben adquirir un protagonismo principal y actuar como catalizadores de la transformación urbanas, tal y como se ha actuado en otras ciudades españolas con resultados altamente positivos.

Lamentablemente, señala este colectivo, se han perdido recientemente grandes oportunidades para llevar a cabo esta transformación, no actuándose con una visión de alcance y volviéndose a reproducir antiguos problemas, que llevan a esta parte de la ciudad a su devaluación y conflictividad social.

La notoria falta de interés, de sensibilidad y de implicación de los agentes responsables de las distintas áreas ciudadanas en los graves problemas de esta parte de la ciudad, dicen los Obreros de San Pedro, hace pensar que las soluciones no se van a adoptar con la urgencia necesaria y que se demanda desde diferentes ámbitos de la sociedad oscense.

Huesca sigue esperando desde hace décadas, añade esta Asociación, que su Centro Histórico sea objetivo prioritario de las actuaciones urbanísticas imprescindibles por parte de las diferentes administraciones.  Ni siquiera los sucesivos instrumentos de planeamiento redactados han establecido los modelos de desarrollo ni los instrumentos imprescindibles para llevar a cabo las reformas necesarias.

En este contexto, señalan los Obreros, queda patente que no se puede esperar más tiempo en la adopción de las medidas e instrumentos precisos, junto a un compromiso a plazo claro, para la urgente transformación de esta parte de la ciudad donde se encuentran los principales monumentos históricos.

Comentarios