España intentará alcanzar los 40 donantes por millón de habitantes de media

 

España apuesta por aumentar en un 20% la tasa de donación en los próximos años, hasta alcanzar una media de 40 donantes por millón de población (pmp). Es un objetivo con el que el Ministerio de Sanidad y Consumo pretende romper el techo de cristal en torno a las donaciones, situado en la actualidad en los 33,8 donantes pmp.

 

Así lo ha asegurado el secretario general de sanidad, José Martínez Olmos, en la inauguración del simposio internacional sobre Nuevos retos en la donación de órganos: ¿cómo podemos mejorar?, organizado por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) en colaboración con la Fundación Mutua Madrileña (FMM). En el acto, Martínez Olmos ha estado acompañado por el director de la ONT, Rafael Matesanz, y el presidente del Consejo Rector de la FMM, Enrique Moreno.

 

El secretario general también ha subrayado la apuesta del Gobierno por reforzar el liderazgo de España en este ámbito y seguir extendiendo el modelo español de trasplantes por el mundo, como viene haciendo en Latinoamérica.

 

“El sistema español de trasplantes constituye un ejemplo para todo el mundo de calidad humana, calidad profesional y calidad en la gestión sanitaria”, ha asegurado. La Organización Mundial de la Salud ha reconocido las cualidades del modelo español de trasplantes, y ha encomendado a España la creación y gestión del Registro Mundial de Trasplantes.

 

España mantiene en los últimos años tasas de donación que oscilan entre los 33 y los 35 donantes pmp, una cifra que parece inalcanzable para muchos países de nuestro entorno, que se preguntan si nuestro país ha alcanzado un tope máximo o si todavía existe recorrido para incrementar el número de donaciones, y en ese caso, ¿cómo mejorar?

 

Estas son algunas de las cuestiones que se han planteado en el simposio, que se prolongará hasta mañana. En esta reunión, expertos nacionales e internacionales debaten sus propuestas para incrementar la donación de órganos en el mundo. La ONT, a través del Registro Mundial de Trasplantes, cifra en 21.000 los donantes fallecidos, de los que más de 1.500 se registran cada año en España, lo que representa el 7% del total, pese a que la población española representa sólo un 0,7% de la población mundial.

 

OBJETIVO: ALCANZAR 1.800 DONANTES

 

Para el Ministerio de Sanidad y Consumo, la respuesta está clara: todavía hay espacio para avanzar, dentro y fuera del país, aunque suponga esfuerzo y dificultades. “España apuesta por aumentar el número de donantes un 20% en los próximos años, hasta alcanzar los 40 donantes pmp”, ha asegurado Martínez Olmos, quien ha recordado que cada donante supone un promedio de 30,8 años de vida ganados.

 

Posteriormente, el director de la ONT, Rafael Matesanz, ha explicado que este objetivo supone conseguir un promedio de 1.800 donantes y equiparar los índices de donación de las Comunidades Autónomas que menos tienen con las de valores más elevados. “Nuestro país cuenta con equipos, experiencia y voluntad suficientes para lograrlo”, ha explicado.

 

De hecho, desde 1989, año en el que se creó la ONT, España ha registrado un constante crecimiento en el número de donantes, y ha pasado de 550 donantes (14,3 donantes pmp), a 1.509 (33,8 pmp) en 2006. El récord histórico se alcanzó en 2005, con 1.546 donantes y una tasa de 35,1 pmp.

 

El papel de los coordinadores de trasplantes ha sido clave para lograr este crecimiento sostenido, sobre todo si se considera el cambio registrado en el perfil del donante. Frente a los años 90, donde las muertes por accidentes de tráfico eran la principal fuente de donación de órganos, hoy España mantiene su tasa de donación gracias a la solidaridad de las personas mayores, que en su mayoría fallecen como consecuencia de hemorragias cerebrales (59,8% en 2006).

 

En 1992, el 43% de las donaciones procedían de los accidentes de tráfico, frente al 14,3% registrado en 2006, y lo previsible es que este año la cifra se sitúe en torno a un 10%. La edad media del donante también ha aumentado, al pasar de los 34 años a principios de los 90, a un promedio de 51 en 2006. El año pasado, un 38,6% de los donantes tenían más de 60 años.

 

MEJORAS EN LA ORGANIZACIÓN

 

Para el Ministerio de Sanidad y Consumo romper el techo de los 1.500 donantes requiere introducir mejoras en la organización que permitan detectar todos los posibles donantes en cualquier hospital español, optimizar los órganos disponibles e intensificar la formación de los profesionales que participan a lo largo de todo el proceso. España tiene 156 equipos de coordinación de donación y trasplante.

 

“Debemos mirar a la cornisa cantábrica, donde se registra la mayor tasa de donación del mundo y muy pocas negativas familiares”, ha indicado Matesanz. La tasa de donación presenta variaciones por Comunidades Autónomas: oscila entre los 24 a 30 donantes pmp de Aragón, Castilla-La Mancha y Extremadura y los 48,4 pmp del País Vasco, pasando por los más de 40 de Asturias, Cantabria, Navarra y Baleares. Como referencia, la media de la Unión Europea está en 17,1 donantes pmp.

 

No existen fórmulas mágicas para aumentar las donaciones. Como ya se ha indicado, además de las mejoras en organización y formación de profesionales, la clave es reducir la tasa de negativas familiares, fomentar la donación entre minorías étnicas y religiosas, potenciar la donación de vivo y la donación en asistolia, y, sobre todo, plantear la donación en todos los casos posibles, lo que supone la máxima contribución de todos los hospitales públicos y privados.

Comentarios