El Justicia de Aragón abre un expediente de oficio por la situación de la planta de Compost de Alcalá de Gurrea

Compost del Pirineo, Alcalá de Gurrea

Los malos olores que desprende la empresa Compost del Pirineo, instalada en Alcalá de Gurrea, siguen siendo motivo de actualidad debido a las quejas de los vecinos de Valsalada y Almudévar que recientemente estudiaban tomar medidas contra la empresa por este motivo. Mientras la Dirección General de Calidad Ambiental ha decidido colaborar de forma técnica con el ayuntamiento de la localidad donde está instalada la planta, el Justicia de Aragón ha decidido abrir un expediente de oficio.

Audio sin título

Fernando García Vicente, Justicia de Aragón, ha abierto un expediente de oficio para recabar más información sobre la planta de Compost situada en la localidad de Alcalá de Gurrea y de la que se han quejado vecinos de la zona por los fuertes olores que desprende.

El objetivo de la apertura de este expediente de oficio es saber qué es lo que está pasando con esta empresa y si es necesario tomar medidas. García Vicente, considera que es mejor que las empresas realicen antes estudios sobre la ubicación de sus plantas que tener que tomar posteriormente medidas correctivas.

La fábrica, perteneciente a la firma Compost del Pirineo, está situada entre los núcleos de Alcalá de Gurrea y de Valsalada. Los problemas se remontan al inicio de la actividad industrial, entonces con pequeñas producciones de compostaje. Las quejas se daban fundamentalmente en Valsalada. Con el incremento en la actividad (son muchos más los camiones que llegan a la planta de compost con residuos) también se han generado más quejas, en Alcalá de Gurrea y en Almudévar. Algunos vecinos afirman que este pasado verano la situación era insoportable, por el mal olor procedente de la planta.

Esta semana, la alcaldesa de Alcalá de Gurrea, Mercedes Minguijón, hablaba también con esta redacción sobre los problemas que está provocando la planta de Compost del Pirineo en la localidad. Los vecinos protestan por el mal olor que emana de la factoría. La alcaldesa señalaba que "No podemos conformarnos y aguantar el olor de Compost del Pirineo".

Ahora también, la Dirección General de Calidad Ambiental ha decidido colaborar de una forma técnica y de modo asesor con el ayuntamiento de Alcalá de Gurrea con el fin de controlar y conocer si las actividades que se están realizando en la empresa de Compost del Pirineo siguen las condiciones autorizadas o si se han salido de la ley.

Comentarios