Sabiñánigo merece mejores políticos

Agrupación Local del PSOE de Sabiñánigo

El pasado jueves día 25 de Octubre y como culminación a un modo de hacer política ya puesto en evidencia en la pasada legislatura, los grupos PAR y PP del Ayuntamiento de Sabiñánigo dieron un espectáculo lamentable en el desarrollo del Pleno Municipal.

La obsesión del portavoz del PAR por ir en contra de todo lo que pueda suponer progreso y desarrollo de Sabiñánigo, si con ello él cree que perjudica al PSOE en general y al alcalde en particular, y por otra parte la política de seguidismo y sumisión a todo lo que plantea el PAR de la que hace gala el PP desde hace tiempo, han dado como resultado unas decisiones lamentables para el futuro de nuestra ciudad y un ejemplo de lo que no se debe hacer en política, que delata la poca visión de futuro de estos concejales y su clara intención de poner las mayores trabas posibles al desarrollo de la actividad municipal.

Porque el daño realizado, no solo se refiere a dos proyectos concretos que pueden ser opinables, sino a la sensación de inestabilidad que nuestra ciudad está dando a los posibles empresarios que se quieran instalar en ella. No hay nada que tema más un emprendedor, un inversor, sea del sector que sea, que la inestabilidad y poca confianza que den las autoridades políticas municipales. ¿Quién puede entender que lo que hace un tiempo se votó a favor, ahora ese mismo proyecto muy mejorado se vota en contra? ¿Quién va a plantear nuevos proyectos de inversión en Sabiñánigo con esa “coherencia”?. Insistimos en que no nos preocupan las contradicciones, a las que ya estamos acostumbrados, si no las consecuencias económicas que esta incertidumbre política podría ocasionar para nuestra ciudad y que todos podríamos sufrir, aunque evidentemente desde el Partido Socialista trataremos de evitar.

Solo hay una explicación y es la obsesión de hacer daño político al PSOE de Sabiñánigo y particularmente al alcalde, de quien nosotros queremos resaltar que lleva más de 24 años trabajando para Sabiñánigo, con generosidad, dedicación, honestidad, esfuerzo y además eficacia y buena gestión, con un proyecto de futuro para nuestra ciudad, como lo avala el profundo cambio producido desde que el Partido Socialista gobierna en ella.

Otra vez insistimos y queremos aclarar que no nos alarman las críticas ya que además de trabajar con tesón hemos demostrado hacerlo con valentía, siempre preocupados, más que por la imagen, por el fruto de nuestro trabajo y por el bienestar de los sabiñaniguenses. No obstante, a pesar de las zancadillas, los socialistas seguiremos trabajando con honestidad y planteando todo lo que pueda favorecer a Sabiñánigo con el mayor consenso posible, pero en la situación actual son otros los que deben acompañar a nuestro esfuerzo y dar la cara. Ahora ya no vale esconderse tras la mayoría absoluta socialista: ahora el voto en el pleno tiene trascendencia y ya vemos que en el primer momento donde de verdad se ha hecho necesario refrendar esa situación la reacción ha sido abstenerse, no comprometerse y actuar con miedo y atendiendo al interés político personal y no al general.

Al hilo de este profundo cambio que citábamos, una breve referencia a las últimas declaraciones del PAR acerca de nuestro modelo de desarrollo, un modelo que, al fin y al cabo, ha permitido que Sabiñánigo se suba a un tren al que no ha podido subirse en 10 años. ¿Quién no quiere para su ciudad las mismas oportunidades que otros han tenido antes? ¿Acaso el PAR? No es posible decir que este desarrollo no ha aportado beneficios, porque sólo es una vacía afirmación: basta ojear los presupuestos de esos 10 años para percatarse de que, con una capacidad inversora creciente, hemos financiado infraestructuras y servicios clave para el bienestar de todos (educación, cultura, deporte, servicio social, etc.). Basta comprobar también la estadística municipal para darse cuenta de que, mientras hace 10 años luchábamos por no bajar de 8.000 habitantes, hoy llegamos a los 10.000 incrementándose paralelamente el empleo, la creación de empresas y, en resumen, la riqueza. ¿Acaso no son esto beneficios? Como se puede ver, comprobar con cifras el desarrollo económico es del todo fácil, pero, a pesar de ello, PAR y PP, los partidos de la derecha, siguen empeñados en negar lo evidente y además pretenden emplear dinero público en constatar esa evidencia algo que ellos, como oposición, no han sabido o no han querido hacer, porque, en el fondo, ni conocen ni quieren conocer la realidad de su propio municipio.

Comentarios