CHA denuncia el posible cierre de la casa-canguro de Murillo de Gállego

Chunta Aragonesista indica a través de un comunicado que hace 18 meses las madres embarazadas de Murillo de Gallego se dirigieron por primera vez al ayuntamiento para solicitar la puesta en marcha de un servicio de guardería. El pasado mes de junio, tras un año de trámites solicitando ayudas al ayuntamiento y al Gobierno de Aragón se abrió una casa-canguro en la localidad, a iniciativa de los padres que cuentan con menores de 3 años, subvencionada por 5 meses por el Área de Servicios Sociales de la Comarca de la Hoya de Huesca. Aunque el coste económico para los padres era muy elevado, desde el ayuntamiento se les aseguró que se trataba de una situación transitoria.

Desde el grupo de CHA en el Ayuntamiento de Murillo de Gállego, señalan que “las familias afectadas, tras hacer un esfuerzo económico extra este mes, han decidido pedir ayuda públicamente y denunciar esta gravísima situación que pone en peligro el futuro laboral de los padres, ante la imposibilidad de compatibilizar trabajo y cuidado de los niños, si se cierra la casa-canguro”.

Marta de Santos, representante de CHA en el consistorio de Murillo de Gállego recuerda, que ya tuvo que dimitir como concejala de Servicios Sociales, ante la falta de interés mostrada por el Equipo de Gobierno del Partido Popular, “que no se ha preocupado ni siquiera en denunciar la incompetencia del Departamento de Familia del Gobierno de Aragón para dar respuesta a este tipo de demandas, que deberían considerarse como prioridad en cualquiera de los pequeños municipios de Aragón”.

Para Marta de Santos “el futuro de Murillo de Gállego con poco más de 200 empadronados pasa por los 11 menores de 3 años que viven en el municipio, cifra que debería llenarnos de orgullo, aunque para el Equipo de Gobierno del PP parecen ser una carga, ya que no han dado respuesta a ninguna demanda, ni siquiera cuando se les solicitó una valla de seguridad de la zona infantil”.

Comentarios