Pedro Expósito del GMAM se recupera de las congelaciones en los dedos de la mano derecha

En la cueva, Patagonia , GMAM , nov 07

El miembro del Grupo Militar de Alta Montaña, el Teniente Pedro Expósito, se recupera de las congelaciones sufridas en la Patagonia en el Hospital MAZ de Zaragoza. Su estado es bueno y las congelaciones son leves. Tiene afectados tres dedos de la mano derecha pero tal y como ha indicado el propio Expósito ‘vamos a dejar que la naturaleza haga y veremos que parte de los dedos se desecha, pero parece que el dedo meñique es el que podría acabar más afectado’.

A pesar de las congelaciones Expósito se encuentra en perfecto estado, aunque reconoce que la situación vivida en la Patagonia fue difícil sobre todo por la gran pérdida de material y por las condiciones climatológicas tan extremas que llegaron a tener, con tormentas de nieve con ventisca que producían una sensación térmica de hasta sesenta grados bajo cero. Expósito todavía permanecerá en el Hospital de la MAZ unos días.

Mientras, el resto de expedicionarios del GMAM, el Teniente Coronel Alberto Ayora, el Comandante José M. Andrés Albiasu, y el Brigada Emilio Verdasco, han modificado el rumbo de la expedición y después de cejar en el empeño de hacer cima en el Cerro San Valentín, han sido trasladados directamente a la isla de Riesco, en el Cerro Ladrillero, donde intentarán alcanzar la cumbre. Así la fase de la travesía en el Campo de hielo norte no la van a realizar, y es que las condiciones climatológicas son tan duras y han perdido tanto material, que los planes iniciales se han visto alterados de forma considerable. Sin embargo y a pesar de que en un principio también estos miembros del Grupo tuvieron que ser evacuados y atendidos de algunas congelaciones leves, aunque sin llegar a ser hospitalizados, van a intentar ascender al Cerro Ladrillero.

Comentarios