La actitud del Obispado de Lérida rompe los contactos entre Aragón y Cataluña en el asunto de los Bienes

nuevo museo diocesano de Lérida

La reunión que se debería haber celebrado este miércoles entre los Consejeros de Cultura de Aragón y Cataluña para analizar la situación actual de los bienes fue suspendida por el Gobierno de Aragón debido al traslado de algunas piezas para su exposición en el nuevo museo de Lérida. Los bienes son propiedad de la Diócesis de Barbastro-Monzón y deben ser devueltos, según los reiterados decretos de la Sagrada Congregación de los Obispos y del Tribunal de la Signatura Apostólica, independientemente de la demanda presentada por la Diócesis Ilerdense al Tribunal de la Rota Romana.

En el encuentro previsto es probable que los Consejeros de Cultura del Gobierno de Aragón y de la Generalitad, Eva Almunia y Juan Manuel Tresserras, intentaran alcanzar algún acuerdo para desbloquear políticamente este asunto y facilitar al Obispado de Lérida la devolución. Los bienes fueron catalogados por la Generalidad de Cataluña en el año 1999, a pesar de que en 1998 el Nuncio Apostólico en España había decretado que los bienes se encontraban en la Diócesis de Lérida a título de depósito y no de propiedad. El Obispado de Barbastro-Monzón protestó por la ilegítima inclusión de los bienes puesto que ya estaban “sub judice”.

La Consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Eva Almunia, calificaba recientemente el traslado de piezas al nuevo museo de Lérida de una “provocación innecesaria”, puesto que en un museo en el que la colección es de más de dos mil piezas “parece que es una provocación que se utilicen veinte que están en litigio, y que además todas las sentencias han dejado claramente en firme que el legítimo propietario de las piezas es el Obispado de Barbastro-Monzón”.

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, recordaba a la Diócesis de Lérida que con su actitud “pone en una situación difícil al Concordato al no aceptar las sentencias”, al mismo tiempo que consideraba que “tendrían que hacer una reflexión, puesto que si no asumen las decisiones de sus propios tribunales eclesiásticos es muy difícil decirle a la gente porque existe un tribunal especial”. Iglesias espera que “tengan la sensatez para que todo el mundo haga caso a los tribunales, y muy especialmente cuando un conflicto es entre dos diócesis que tienen una jurisdicción específica para esto”.

La Diócesis de Barbastro-Monzón mostraba su absoluto desacuerdo con la inclusión de algunas piezas de arte en los fondos y colecciones del Museo Diocesano y Comarcal de Lérida que se inaugurará el próximo día 30 de este mes. El Obispado comunicaba que ha puesto en conocimiento de la Santa Sede la actuación del Obispado de Lérida, solicitando de nuevo el cumplimiento de los diferentes decretos que sancionan la devolución, y enviaba un escrito de protesta al Sr. Obispo, Administrador Apostólico de Lérida. Por el momento la Diócesis Barbastro-Monzón no ha recibido respuesta de la Santa Sede.

Comentarios