Forcusa Huesca viaja a Pozoblanco con la esperanza de confirmar la reacción

Aunque se trata de una de las pistas más complicadas de la División de Honor B, no queda otra que ir a ganar a la pista cordobesa para que el triunfo del pasado sábado ante Aranda no quede en un espejismo de nuevo de reacción puesto que ya se vivió una situación similar al vencer a La Coruña en el Palacio y luego perder en la pista del Palma del Río, lo que propicio la salida del equipo de Bebeshko y de Akos Kis.

El ambiente en la expedición es bueno y parece que se han liberado tensiones con el triunfo ante los burgaleses, aunque como muy decía Juan Carlos Gordo, el Forcusa todavía no puede alardear de nada ya que está en la clasificación muy lejos de las expectativas marcadas al inicio de la competición.

El portero Álvaro de Hita ha jugado en las últimas cuatro temporadas en el Pozoblanco y conoce muy bien a los cordobeses e indicaba a Radio Huesca Digital que “es un equipo que no tiene secretos para esta categoría porque es el mismo que ha estado jugando en los últimos años. Yo personalmente he estado allí muchos años y conozco un poco más a los jugadores y considero que sí se puede ganar si jugamos un partido serio y con ganas podemos ganar y ahora el porcentaje está al 50%”.

Ahora bien, De Hita avisa que “es una de las canchas más complicadas en esta liga. Yo los años que he estado allí habré perdido uno o dos partidos por temporada. Es difícil que se pierda allí, pero tenemos que intentarlo y vamos a por todas”.

La expedición del BM Forcusa Huesca viaja este viernes para comer por el camino y llegar con tiempo para descansar y afrontar el choque que comenzará este sábado a las 18,30 horas en la pista del Pozoblanco.

Comentarios