Encuentro de campaneros en Salas Altas

Este fin de semana las campanas sonarán en la localidad de Salas Altas donde se va a celebrar un encuentro de campaneros en el que participarán campaneros aficionados de la localidad y un grupo de la Asociación de Campaneros de Monvedre (Valencia). El objetivo del encuentro es, según señala, Mª José Latorre, concejal de cultural del Ayuntamiento de Salas Altas, “asentar la tradición y adquirir el compromiso de tocar las campanas en fechas señaladas”

Los “campaneros aficionados” de Salas Altas, en este fin de semana de convivencia con campaneros de Monvedre, tendrán ocasión de conocer la experiencia asociacionista de los “campaners” valencianos y los toques más representativos de la Comunitat Valenciana como el toque de fuego, de salutación de la Virgen de Ontinyent, cierre de murallas, toque de tormenta, clamoreo de la catedral de Valencia, medio vuelo de campanas de Petrés, villacinco dels Patrons de SAgunt y vuelo de Gloria, entre otros. En próximas fechas, serán los campaneros de Salas Altas los que visiten tierras valencianas para mostrarles los toques civiles y religiosos de esta localidad del Somontano.

El encuentro comenzará el sábado con un recorrido turístico por la Comarca y cena de hermandad y continuará el domingo con la reunión de campaneros en la Ermita de La Candelera, el intercambio de toques y experiencias y un ágape para los asistentes.

Salas Altas es una localidad con gran tradición “campanera”, de hecho, junto a la ermita todavía se conserva la casa en la que vivían los ”campaneros” cuya labor consistía en cultivar los terrenos próximos a la ermita y hacer sonar las campanas para comunicar al pueblo cualquier acontecimiento como un entierro, una misa o la llegada de una tormenta. Esta tradición, que se heredaba de padres a hijos, se perdió hace algunos años aunque la última generación de “campaneros” todavía vive en el pueblo. Desde entonces son los mozos y el alguacil, quienes se encargan de bandear las campanas en los días festivos y los entierros.

Las protagonistas de esta actividad son las tres campanas de La Candelera ubicadas en la torre de la ermita del mismo nombre que se restauraron hace tres años. Según la concejal de cultura, son campanas con historia, puesto que, en el pueblo todavía hay vecinos que recuerdan “cuándo se hicieron y el sacrificio con el que se subieron a la ermita”.

No hay prevista, a corto plazo, ninguna otra actividad relacionada con esta tradición aunque todo depende del resultado del encuentro de este fin de semana.

Comentarios