La sombra de la sequía se cierne de nuevo sobre la cuenca del Ebro

La Comisión de Desembalse de la cuenca del Ebro se reúne este lunes; la sombra de la sequía vuelve a estar presente, ya que la situación de los embalses es peor que en noviembre de 2004 (justo antes de la sequía del año 2005). En la reunión de este lunes puede alcanzarse el acuerdo de dejar al mínimo el caudal ecológico de los ríos con el fin de almacenar el máximo de agua posible.

Ponemos el ejemplo de Riegos del Alto Aragón, comunidad de regantes que ya muestra su preocupación por el bajo nivel de reservas hídricas (como consecuencia de la escasez de lluvias en septiembre, octubre y lo que llevamos de noviembre). En el sistema de Riegos hay 140 hectómetros cúbicos menos de agua que en noviembre de 2004.El vicepresidente de Riegos, Francisco Orús, aprovecha para reivindicar la construcción de las obras de regulación pendientes. Dice que por falta de embalses se han tenido que verter hasta 600 hectómetros cúbicos de agua, los cuales hubieran garantizado la normalidad para la próxima campaña de riego.

ELABORACIÓN DEL PLAN HIDROLÓGICO DE LA CUENCA DEL EBRO

La Confederación Hidrográfica del Ebro se va a reunir lunes y martes con distintos colectivos para fomentar la participación en el nuevo Plan Hidrológico de la Cuenca. Va a haber encuentros con representantes de ecologistas, regantes, del sector energético y sindicatos.

A estas reuniones se unen los encuentros que están realizando los técnicos de la Confederación en cada territorio con representantes de los ríos de la cuenca para que presenten sus propuestas de acción.

Estos encuentros sectoriales se integran en el proyecto de participación ciudadana que ha definido la CHE para cumplir con los objetivos de la Directiva Marco del Agua de la Unión Europea. En ella se plantea la implicación de la sociedad en el desarrollo de los nuevos Planes de Demarcación que deben estar aprobados en 2009 en todas las cuencas.

Comentarios