El PAR destaca la trascendencia de los avances hacia la puesta en servicio del embalse de Montearagon

El Comité local de Huesca del Partido Aragonés (PAR), a través de su comisión permanente, ha acordado hacer pública su “satisfacción por los recientes avances que se han producido en diversas actuaciones pendientes para la plena entrada en servicio del embalse de Montearagón, tanto en el proceso para el aprovechamiento de sus caudales como en los planes de restitución del entorno”.

A juicio del PAR oscense, “estos avances son trascendentales y coinciden con buena parte de las demandas que de manera unánime, se ha planteado recientemente desde Huesca y en concreto a través de una resolución institucional del Ayuntamiento, acordada en su pleno del pasado 26 de octubre, a partir de una iniciativa del grupo municipal y de este comité del Partido Aragonés. El impulso a ésta y a otras obras de regulación es, además, un fruto palpable de la recién creada comisión bilateral constituida entre el Gobierno de Aragón y el Ministerio de Medio Ambiente, creada al amparo del nuevo Estatuto de Autonomía, y que está permitiendo un seguimiento más estrecho de las actuaciones hidráulicas pendientes”.

A principio de este mes de noviembre, fueron adjudicadas las primeras obras del plan de restitución del embalse de Montearagón, en concreto la mejora de los abastecimientos de agua a las localidades de Fornillos (municipio de Huesca) y Barluenga (municipio de Loporzano), que “son justamente -como recuerda el comité del PAR- las más cercanas al emplazamiento de la presa y al vaso del embalse”.

Así mismo, en pasados días, se licitó la obra del proyecto para la implantación del plan de emergencia, que según el PAR de Huesca “presenta una especial importancia ya que se trata de la primera actuación indispensable y previa a cualquier otra, para la culminación definitiva del embalse, según dispone la normativa vigente en esta materia”.

“Con posterioridad -añade el comité local del Partido Aragonés- podrá procederse a la aplicación del plan de puesta en carga, es decir, las pruebas de llenado. Ambos planes, de emergencia y llenado, son los dos requisitos pendientes para que pueda comenzar la explotación de esta infraestructura y por ello, estaban presentes de forma esencial en la reivindicación expresada sobre Montearagón durante estas semanas, por la que el PAR de Huesca seguirá trabajando en adelante”.

El comité “espera que puedan cumplirse aproximadamente los plazos comprometidos, llevándose a cabo además las restantes obras para la distribución del agua mediante el nuevo suministro a Huesca desde Montearagón que garantice una respuesta a las potenciales demandas en el desarrollo de la ciudad bajo el punto de vista urbano, industrial, de servicios y turismo, etcétera, además de las mejoras en los regadíos de los alrededores -4.500 hectáreas- que significarían un impulso decisivo para numerosas localidades de la Hoya y más oportunidades en el sector agrícola, ganadero y de la agroindustria. La realización también de las demás obras de restitución aportaría numerosos beneficios para la zona y los vecinos de los municipios de Huesca y Loporzano”.

Comentarios