Tráfico realiza una campaña de control sobre el uso del teléfono móvil al volante

La Dirección General de Tráfico ha intensificado hasta el próximo día 25 de este mes de noviembre los controles sobre el uso del teléfono móvil y otras conductas que provocan distracción durante la conducción en las carreteras. Ésta es una de las principales causas de accidentes de tráfico por lo que desde Tráfico se considera como un factor de riesgo importante. La campaña entra dentro de las medidas que se realizan cada cierto tiempo con el objetivo de reducir la siniestralidad e intentando conseguir la concienciación de los conductores al volante.

Hablar por el móvil es también una de las causas principales que supone la retirada de puntos del carné de conducir y en la provincia de Huesca supera la media nacional llegándose a un 13 por ciento del total de las denuncias, por detrás tan solo del exceso de velocidad e igualando a las que se sancionan por no utilizar el cinturón y el casco.

En los primeros diez meses de este año se ha producido la muerte de 852 personas víctimas de accidentes de carretera, ocasionados por distracciones mientras se conducía. Muchas de estas muertes se podrían haber evitado con una adecuada atención a la conducción.

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han aumentado los controles sobre este factor de riesgo, con el establecimiento de servicios de vigilancia con el objetivo de realizar unos 35.000 controles diarios a conductores que circulen por las carreteras, con un total aproximado previsto de al menos 500.000 en dicho periodo.

En los diez meses transcurridos de 2007, la distracción aparece como la segunda causa de producción de accidentes de tráfico mortales en carretera, por detrás de las infracciones a las normas de circulación, estando presente, como factor concurrente, en un 35% de los mismos. El accidente más frecuente, en carretera, es la salida de la vía, tipo muy relacionado con la falta de atención durante la conducción. En el año 2006 en este tipo de accidente, la falta de atención fue un factor concurrente en el 46% de los mismos, mientras que en las colisiones, el porcentaje se situó en 36%

La desatención a la conducción suele producirse por acciones que se realizan a la vez que se conduce. Una conversación por el teléfono móvil, aunque se produzca usando el manos libres, fumar, manipular en marcha aparatos instalados en el automóvil, como son los navegadores o reproductores de música, suelen ser los hechos que concurren con mayor frecuencia como factores desencadenantes de los accidentes.

Comentarios