Cartas al director: Subida de tasas

Secretariado de la Unión Comarcal de CCOO Huesca

Desde CC.OO. ya habíamos advertido, hace más de un año, del verdadero riesgo que significaba que la gestión y el servicio de recogida de residuos estuviese en manos de una Empresa Pública que se está gestionando, desgraciadamente, de modo muy privado y de forma muy poco transparente

Una gestión de la que se desconoce la licitación de la compra de materiales (camiones, contenedores, etc); en la que los cuantiosos abonos por dietas de los miembros de la Junta de Gobierno da qué pensar; y en la que se mantienen algunos cargos con sueldos astronómicos. Resultado: un desembolso mayor para la ciudadanía, que al final es quien tiene que costear una gestión criticable, obviamente, y que repercute en un servicio indispensable, como lo es la recogida de residuos.

Por estas declaraciones, ya trasladadas por CC.OO. en Junio de 2006, el actual Responsable de Recursos Humanos de GRHUSA, ex – lider de UGT, y elegido de entre 32 candidatos por tener el mejor perfil, según acta de Selección, sin ninguna valoración objetiva, ha demandado a la Responsable Provincial de nuestra organización, Arancha García-Carpintero Broto, conjuntamente con dos Concejales del P.P. en Huesca, en el ámbito civil, por lo que denomina el Sr. Hernando un “deterioro de su imagen pública.” En breve tendrá lugar la Audiencia Previa. En todo caso, como el tiempo pone a cada cual en su lugar, esta noticia del incremento de la Tasa de Recogida evidencia, sin duda, que algo falla en la Gestión de la Empresa Pública.

Llama también la atención que hace unos días, desde el Consorcio, constituido precisamente para el supuesto control del servicio de Recogida de Residuos, se hiciese pública la destitución del ex – Presidente de GRHUSA, Sr. Germán Sanromán un hombre que ha estado en el ojo del huracán durante todo este tiempo en el que la gestión de la empresa pública ha generado tanta controversia.

En todo caso no dudamos del buen servicio, algo de lo que ya disfrutábamos cuando la gestión era directamente asumida por los Ayuntamientos. La dificultad es el alto precio que debemos pagar hoy por el mismo servicio, desde que GRHUSA se ha hecho cargo.

Comentarios