El edificio de El Moliné de Barbastro albergará un Centro de Estudios y Recursos de la Memoria de las Migraciones de Aragón

La Consejería de Ciencia, Tecnología y Universidad ha firmado un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Barbastro, el Centro de la UNED de la localidad, y el Centro de Estudios del Somontano con el fin de crear un Centro de Estudios y Recursos de la Memoria de las Migraciones de Aragón. Mª Victoria Broto, consejera responsable del proyecto, ha afirmado que lo que se pretende con éste es “poner en marcha un lugar de referencia para los estudios y la investigación que permita la recopilación, el análisis y la investigación de recursos relativos a la materia de la migración, un punto importante para conocer la historia”.

Juan Carlos Ferré, autor del proyecto base, profesor de Historia en el centro de la UNED de Barbastro, y miembro del Centro de Estudios Somontano, ha destacado que “la idea global del centro es articular en torno al olvido y a la recuperación de las memorias colectivas la integración social”, así que el Centro de Estudios y Recursos de la Memoria de las Migraciones de Aragón se recogerán testimonios orales, elaboración de instrumentos educativos para trabajar en las aulas, una parte potente de archivo oral y videográfico, la elaboración de una página que permita acceder a las instituciones nacionales e internacionales y a los estudios, e intentar recoger esos materiales para que sirvan de centro de referencia, dentro de una línea de investigación.Según la Consejera, este centro se crea en un momento muy oportuno de la historia, marcado por el debate sobre las migraciones, ya que la comunidad aragonesa está acogiendo a muchos inmigrantes, impulsando el crecimiento de la economía, lo que tiene “muchas repercusiones en todas las políticas en las que se trabajan, y el trabajo de este centro puede ayudar mucho a mejorar la integración”.

El alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, ha confirmado que “cada una de las instituciones que participan en este proyecto tienen una función clave y, por su parte, el Ayuntamiento va a ceder una parte del edificio de El Moliné”. Así mismo, Cosculluela agradece a todos los implicados su trabajo, que considera “esencial” para la realización del centro.

Ignacio Alcalde, director del Centro de Estudios Somontano, considera que la firma de este convenio es muy importante, incluso simbólicamente, ya que afirma que “este proyecto va a dar voz al silencio que supone el hueco que crea una persona que se va, igual que el silencio que acoge a la gente que llega, y el silencio que en su día dejó el siniestro que acabó con el edificio de El Moliné”.

Por su parte, el directo del centro de la UNED en Barbastro, Carlos Gómez, ha afirmado que “este proyecto es un ejemplo más de colaboración entre instituciones, y la UNED está entusiasmada con la idea, y trabajará en él en lo que haga falta”.

Comentarios