Medio Ambiente solicitará la elaboración de una Estrategia Nacional para la conservación de aves necrófagas

comedero aves necrófagas , buitres , Guara , Boné

El consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, ha anunciado que solicitará la elaboración de una estrategia nacional para la conservación de las aves necrófagas en la próxima reunión de la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente, organizada por el Ministerio de Medio Ambiente y que reúne a los consejeros de esta materia de todas las Comunidades Autónomas. El funcionamiento de estos comederos, en contraposición con los de las comunidades vecinas, ha provocado el conocido “efecto llamada” lo que ha provocado que muchas especies de estas características se hayan instalado en Aragón.

Además el consejero ha anunciado un programa de marcaje de uncentenar de aves en Aragón para estudiar su comportamiento. Y ha destacado la aprobación de siete convenios con mataderos de la comunidad, Baells, Alquézar, Bierge, Estadilla, Arén, Fabara, Lécera, La Mata de los Olmos y Broto, para reforzar el abastecimiento de la Red de comederos, que ha duplicado este año su número y cuenta en la actualidad con 32 puntos.

 

En su visita a un comedero situado en el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, Bone resaltaba el trabajo que se está realizado con el quebrantahuesos del que se ha conseguido duplicar su número de 32 a 65. En estos momentos se está realizando un estudio para reducir el riesgo de mortalidad de esta especie.

El consejero ha destacado que la alimentación de las aves carroñeras necesita una solución en la que se impliquen todas las Comunidades Autónomas y por ello llevará este asunto para que se trate en la próxima Conferencia Sectorial. Boné ha destacado la distribución de las poblaciones de aves necrófagas en la Península Ibérica y sur de Francia y la enorme capacidad de movimiento de estas aves para buscar alimento hace que la gestión de estas poblaciones deba establecerse de manera conjunta y coordinada.

 

Para la conformación de esta Red, que busca asegurar la conservación de las aves carroñeras, el Departamento de Medio Ambiente ha buscado la implicación de otros colectivos como la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, que gracias a un convenio de colaboración, participa en la gestión del comedero visitado hoy y de otros puntos de la red. Así, en estos comederos, los aportes, control y vigilancia están realizados por técnicos de la Fundación, y técnicos y Agentes de Protección de la Naturaleza (APN) del Departamento de Medio Ambiente. En la construcción de comederos también se ha implicado a empresas privadas que han colaborado en la financiación de comederos, como es el caso del que se está construyendo en Las Peñas de Riglos, financiado a través de un convenio de colaboración con la empresa Grupo NEO Energía y que entrará en funcionamiento en 2008.

 

CONVENIOS CON MATADEROS

El consejero ha anunciado también la aprobación de siete convenios con mataderos aragoneses para reforzar y garantizar el abastecimiento de diez puntos de alimentación de la Red aragonesa de comederos para aves necrófagas. Los puntos de alimentación que se verán beneficiados por estos convenios con los de Baells, Alquézar, Bierge, Estadilla, Arén, Fabara, Lécera, La Mata de los Olmos y Broto. El Plan de Gestión de estos puntos establece el aporte a estos comederos con restos de matadero de categorías 2 y 3, y el abastecimiento se realiza siempre bajo la supervisión de los agentes de protección de la naturaleza (APN).

 

El resto de los comederos, y de acuerdo con lo establecido en el Decreto 207/2005, el gestor único de los residuos de origen ganadero (la empresa pública SIRASA) realiza aportes de cadáveres completos (categoría 1) procedentes de explotaciones ganaderas, siempre bajo el estricto control de los agentes de protección de la naturaleza. En coordinación con los servicios del Departamento de Agricultura y Alimentación, las explotaciones de procedencia de los restos son seleccionadas entre las consideradas como explotaciones calificadas por su historial sanitario exento de casos de determinadas enfermedades infecto-contagiosas.

 

RED DE COMEDEROS

 

En aplicación del Decreto 207/2005, el Departamento de Medio Ambiente comenzó ya en 2005 la construcción de los primeros comederos para aves necrófagas. Las instalaciones son gestionadas por el Departamento de Medio Ambiente, con el informe previo favorable del Departamento de Agricultura y Alimentación como organismo competente en materia de sanidad animal.

 

Las instalaciones de la Red disponen de un plan de gestión en el que se establece cuál es la procedencia y las características de los aportes de comida que se realizan en cada uno de ellos y son controlados por parte de los agentes de protección de la naturaleza.

 

El control sobre los comederos incluye también el seguimiento que hacen los agentes de protección de la naturaleza de su utilización por las aves necrófagas. El plan de marcaje que va a ponerse en marcha permitirá el seguimiento de un centenar de ejemplares de buitre leonado y de otras necrófagas, que permitirá conocer datos acerca de la capacidad de desplazamiento de estas aves y establecer las relaciones entre los comederos de la RACAN y de estos con las distintas zonas de reproducción en Aragón y fuera de nuestra Comunidad Autónoma. Esta información resultará esencial para evaluar el funcionamiento de la red y para establecer, en su caso, correcciones en el diseño de la red o en los planes de gestión.

 

A ello también contribuirá que durante 2008 se realizará el censo nacional de parejas reproductoras de buitre leonado y de alimoche, que en Aragón se abordará básicamente a través del trabajo de los agentes de protección de la naturaleza. 

 

NORMATIVA

 

Con la promulgación del Real Decreto 1098/2002, de 25 de octubre, se regula la alimentación de aves rapaces necrófagas con determinados animales muertos y sus productos. Este Decreto se ha modificado recientemente (RD 664/2007, de 25 de mayo), ampliando expresamente el conjunto de materiales con los que se puede alimentar a las aves carroñeras y suavizando algunas de las restricciones que hacían poco operativo el Real Decreto anterior.

 

En el caso de Aragón, el Decreto 207/2005, de 11 de octubre, del Gobierno de Aragón regula la autorización para la instalación y uso de comederos para la alimentación de aves rapaces necrófagas con determinados animales muertos y se crea la Red de comederos de Aragón (RACAN). Posteriormente, la Orden de 13 de marzo de 2007, de los Departamentos de Agricultura y Alimentación y de Medio Ambiente, por la que se desarrolla el Decreto 207/2005, abre la posibilidad de utilizar subproductos de origen animal de las categorías 2 y 3, no destinados a consumo humano (restos de mataderos principalmente) para la alimentación de estas aves. Además, y en coherencia con la modificación de la normativa nacional, los Departamentos de Agricultura y Alimentación y de Medio Ambiente disponen ya de un borrador de nuevo decreto que actualizará próximamente a la luz del contenido del nuevo Real Decreto estatal.

 

Aragón dispone de unas 6.000 parejas reproductoras y, probablemente, del orden de 20.000 ejemplares de esta especie. Sin embargo, como era previsible por el diseño y la ubicación de algunos comederos, la presencia de alimoches y milanos (real y negro) resulta también importante.

Comentarios