Cartas al director : El zapatero y el rey “

José Antonio Martínez Val

Con ese título escribió D. José Zorrilla en 1840 aquel drama en verso titulado “El Zapatero y el Rey”. El genial Zorrilla ya adivinó que 167 años después habría un Rey algo lógico para aquel tiempo- y un señor llamado Zapatero

que en España se iban a encontrar sentados en el mismo banco.

En la España de hoy, Zapatero más bien ha actuado de rey y el Rey como un zapatero .El ¿por qué no te callas? Se ha convertido en una frase mediática, ahora cualquier chorrada se hace mediática, y algunos patriotas y patrioteros hacen de esa frase poco menos que el símbolo de la dignidad de España.

La incontinencia verbal de Chávez no se puede rebatir con un exabrupto fuera de tono y fuera de turno .Porque Chávez guste o no a algunos poderes es un Presidente electo, de pleno derecho que representaba a su País en La Cumbre Iberoamericana.

Cierto es que en esa Cumbre se puede y se debe hablar de todo lo que concierne a los respectivos países ¿dónde si no? y sus gobernantes tienen derecho a quejarse y censurar los comportamientos o ingerencias de determinados poderes en la vida de sus pueblos. Pero eso hay que hacerlo con contundencia y también con respeto.

Seguramente no gustó, y no es de gusto, que se acuse a un ex presidente de la España constitucional de fascista y ahí se pasó Hugo Chávez. Pero fue Zapatero y no el Rey quien supo estar a la altura que los españoles merecemos para exigir respeto a nuestro País y a nuestras instituciones, aunque como dijo ZP, se esté en las antípoda políticas.

En lugar de ¿por qué no te callas? lo que corresponde a un Jefe de Estado Español, es tomar la palabra y argumentar, cosa que sí hizo Zapatero y no señalar con el dedo y mucho menos levantarse de la sesión y ausentarse. Señor Rey, en el sueldo y en el rango va aguantar el tipo y saber debatir con la palabra porque nuestra Constitución le permite ser Rey pero también se lo exige.

Nuestra relación con Latinoamérica necesita menos absolutismo y más diplomacia, menos expolio y más cooperación, pero sobre todo no caer en la tentación de poner los pies junto a Bush en el cuello de los movimientos de liberación que democráticamente están emprendiendo cada vez más claramente muchos países del centro y sur de América. A los que habría que apoyar en ese difícil camino y a veces pedir perdón por nuestra pasada etapa colonial.

No gustó ese tono reivindicativo y autónomo de algunos presidentes cada vez son más-de los territorios de ultramar que a veces nos sacan los colores y nuestras vergüenzas. Ese fue el fondo de la cuestión y la causa del enojo del Rey de España al que parece se le paró el reloj en el siglo XXVII. Lo que dijo Kirchner, Ortega y en parte Chávez en La Cumbre era para oírlo con respeto y para tenerlo en cuenta si queremos jugar el papel que España debe jugar como País Europeo en Iberoamérica. Si queremos que nuestras empresas actúen allá respetando las normas de allá y si queremos dar lecciones y ejemplo de transición democrática .Porque los indígenas ahora pueden ser presidentes elegidos por el pueblo y no Caciques al servicio de los Reyes.

Lo dicho, en Cumbres como esa nos hace falta más Zapateros que

Reyes.

Comentarios