Anaitasuna frena en seco la reacción del Forcusa Huesca

Nueva decepción en el Palacio de los Deportes con la derrota por 29-30 en un partido muy disputado y donde hubo varias alternativas en el marcador y al final fueron los navarros los que se llevaron el triunfo que frena en seco la buena reacción que llevaban los de Juan Carlos Gordo que vuelven a dar un paso atrás en la remontada en la clasificación de la División de Honor B.

En el comienzo el partido estuvo más bien igualado hasta que se llegó al minuto 20 en el que los visitantes se iban con un preocupante 10-13 en unos instantes en los que los oscenses no daban uno y repetían errores pasados, pero llegó la reacción y un parcial de 7-3 hacía que se llegara al descanso con 17-14 y dándole la vuelta al partido jugando a ráfagas.

En el segundo tiempo fue totalmente diferentes y desde el inicio se vio a los navarros que querían ganar y un Forcusa que fue un manojo de nervios y donde cada uno hacía la guerra por su cuenta, es decir lo mismo que había sucedido en el inicio de temporada donde se fueron acumulando los malos resultados.

Los visitantes aprovecharon las siete perdidas de los locales para en un abrir y cerrar de ojos ponerse con un marcador de 27-29 a falta de seis minutos para terminar el partido. El Anaitasuna ya no dejó la delantera en el electrónico, aunque a falta de 30 “ con 29-30 el Forcusa Huesca pudo empatar, pero el portero visitante y un tiro de Harsany con el reloj a cero y con los jugadores navarros formando barrera se estrelló en ella y el resultado ya no se movería para terminar ganando los navarros.

Preocupación en los aficionados porque el Forcusa Huesca no reacciona y lo de los últimos partidos no ha servido de mucho puesto que la clasificación sigue estando muy complicada. Juan Carlos Gordo señalaba al final que prefiere que los jugadores se repartan los goles y que no se centralicen o dos o tres jugadores puesto que así no se pueden ganar los partidos. No se juega como equipo, según Gordo, esa es la clave.

El próximo encuentro será el sábado que viene en Oviedo con el Naranco, uno de los equipos que comparte la zona baja con los oscenses por lo que será fundamental centrarse en este encuentro y sobre todo en ganar.

Comentarios