Iglesias y Montilla coinciden en resolver "lo antes posible" el conflicto de los bienes

Marcelino Iglesias, José Montilla

Los presidentes autonómicos de Aragón y Cataluña, Marcelino Iglesias y José Montilla,han mantenido una reunión en Barcelona, en la que se hablaba del conflicto de los bienes de la Franja Oriental de la provincia de Huesca. Ambos dirigentes coinciden en que se ha de llegar lo antes posible a un acuerdo. Además, Cataluña considera que es un asunto que no debe salir del ámbito religioso (no se inmiscuirá en la posible devolución de los bienes cuando el Obispado de Lérida tenga a bien cumplir la sentencia de la Signatura Apostólica).

Audio sin título

Recordamos que la intención de Lérida no es devolver los bienes, y prueba de ello es que la diócesis ilerdense recurrió la sentencia de la Signatura ante el Tribunal de la Rota Romana (todavía ha de pronunciarse) y que recientemente se hizo un traslado de obras al nuevo Museo Diocesano Comarcal de Lérida.

El encuentro entre Iglesias y Montilla se celebraba en el marco de la Conferencia de Presidentes de Regiones con Poder Legislativo.

En el contexto de dicha reunión ha mantenido diferentes contactos con los presidentes asistentes.

En ese sentido tanto Francesc Antich, Presidente del Gobierno balear, como José Montilla, Presidente de la Generalitat de Cataluña, han solicitado al Presidente Iglesias la vuelta de Aragón a la Eurorregión, petición que también le formuló Martín Malvy, Presidente de Midi-Pyrénées en su reciente visita a Toulouse.

El Presidente de Aragón les ha manifestado que mientras no se solucione el conflicto relacionado con los bienes de la franja que motivó la salida de la Eurorregion, Aragón permanecerá fuera de este organismo.

José Montilla le ha asegurado a Marcelino Iglesias, que tiene el máximo interés en que el citado conflicto se resuelva con la máxima celeridad, y que la Generalitat mantiene su más absoluto respeto a las decisiones de los tribunales eclesiásticos.

Marcelino Iglesias ha comentado que, en los próximos días, se dispondrá del informe jurídico encargado por el Gobierno de Aragón sobre la catalogación de dichos bienes aragoneses por la Generalitat de Cataluña.

Será entonces cuando tras consultar con el Obispo de Barbastro-Monzón y, de común acuerdo, se tomen las decisiones oportunas al respecto.

Al finalizar la reunión y preguntado por diferentes medios de comunicación sobre el proyecto de ley de presupuestos de la Comunidad, el Presidente de Aragón ha manifestado que no ha habido ni habrá contratos blindados en las empresas públicas de la comunidad., por lo que si hay algún articulo cuya redacción no obedece a esta tesis, será modificado sin duda .

REACCIÓN EN LA DIÓCESIS BARBASTRO - MONZÓN

La coincidencia entre el presidente de la Generalitat de Catalunya, José Montilla, y el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, respecto a la devolución de los bienes en litigio a su diócesis de origen, ha sido valorada por Alfonso Milián, obispo de la diócesis Barbastro – Monzón, como “una buena noticia”, y ha declarado que esta coincidencia significa “ponerse en razón y estar de cara a cumplir los decretos y sentencias para que la justicia prevalezca”.

Milián felicita dicha decisión por parte del Gobierno Catalán, aunque afirma que “ahora lo que hace falta es que esto se lleve a los hechos, a la realidad”. Del mimo modo, Milián pide que se faciliten todos los caminos para impedir la obstaculización para llevar a cabo la devolución de las obras de arte.

Respecto a la negociación, Milián se mantiene en la postura de esperar a que los bienes se encuentren en la Diócesis Barbastro-Monzón para comenzar a colaborar, y considera que su deber es “hacer que se cumpla la justicia”.

Más de 12 años de conflicto

El litigio de los bienes religiosos se remonta a 1995, cuando más de un centenar de parroquias oscenses que estaban adscritas a la diócesis de Lleida pasaron a depender del obispado de Barbastro-Monzón, por lo que reclamaron la propiedad de numerosas piezas histórico artísticas, algunas de los siglos XII y XIII, que estaban depositadas en el obispado catalán.

Iglesias ha remarcado que espera que "la sensatez y el respeto al derecho sean los que resuelvan" el conflicto, y ha añadido que este litigio "en ningún caso debería crear dificultades" en las relaciones entre Aragón y Cataluña. "Producir dificultades y enfrentamientos entre dos comunidades no es la mejor fórmula para resolver estas cuestiones", ha subrayado el presidente aragonés.

A su vez, ha reiterado su "sorpresa" porque "un conflicto entre dos diócesis de la Iglesia católica esté en la situación que está, diez años después de la constitución de la nueva diócesis de Barbastro-Monzón".

En este sentido, el presidente aragonés ha advertido que sería "muy lamentable" que el obispado de Lleida no acatara las sentencias de la Signatura Apostólica y "pondría en crisis el Concordato".

Comentarios