El Ayuntamiento de Hoz y Costean trabaja en nuevos proyectos de rehabilitación en sus cuatro localidades

Llevar el suministro de luz a varias casas de Hoz de Barbastro, rehabilitar el interior de la iglesia de Montesa, recuperar el salinar de Salinas y cambiar el alcantarillado de Costean son los proyectos más destacados del los distintos pueblos pertenecientes al municipio de Hoz y Costean, al que pertenece también la localidad abandonada de Guardia. Juan José Millaruelo, su alcalde, destaca entre todos el proyecto del salinar, considerado como el más antiguo del Somontano.

Por el momento se están estudiando los datos de la infraestructura para poder trabajar en poco tiempo con algunas empresas interesadas. Millaruelo afirma que “hablando en futuro, se podría incluso realizar algún proyecto conjunto con Naval y su salinar, ya que ambos se encuentran a tan sólo 1 km. de distancia. El alcalde considera también “que para la comarca es un elemento más para el atractivo del turismo”.

Respecto a Costean, se va a trabajar en finalizar la rehabilitación de la iglesia. Pero sin duda el proyecto más importante es el referente al alcantarillado, donde se está cambiando el sistema, ya que actualmente está elaborado con fibrocemento. Cambiar el alumbrado también es un tema importante para esta legislatura.

En la localidad de Hoz se está continuando con una obra comenzada en la legislatura anterior, que consiste en suministrar con luz a unas casas situadas un tanto alejadas del pueblo, y el alcalde confía que gracias a la subvención de la DGA, de 60.000 €, esté terminada antes de junio del próximo año. Por otro lado, se va a trabajar en la rehabilitación del tejado de la iglesia, que actualmente es de uralita. Proyecto para el que cuentan con una gran cantidad de dinero donada por una persona anónima. La recuperación de un antiguo molino de aceite también se encuentra entre las ideas a desarrollar desde el consistorio, así como arreglar las carreteras de acceso al pueblo.

La iglesia de Montesa es también un atrayente de turismo a la zona. El edificio data del siglo XIV, y se está trabajando en rehabilitar su interior para poder mostrarlo al público en el menor tiempo posible. De igual modo, comenzarán a pavimentar las calles, y se adecuará el alumbrado “que se encuentra deficiente”.

Comentarios