Monegros celebra el quinto centenario de La Cartuja de las Fuentes

Este domingo, 25 de noviembre, tendrá lugar la celebración del V Centenario de La Cartuja de las Fuentes, con un acto institucional que organiza la Comarca. A continuación, actuará la coral de Lanaja y se sucederán durante la mañana las visitas guiadas por grupos a La Cartuja. Además, el taller de empleo de agricultura ecológica ofrecerá una chocolatada acompañado de productos y repostería ecológica. Según ha informado el consejero comarcal de Educación y Cultura de la Comarca de Los Monegros, Jesús Brau, “el motivo de esta celebración es poner en valor lo que significa La Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes en Los Monegros, que todos los monegrinos valoremos este monumento y también de cara a favorecer las posibles negociaciones que en estos momentos hay entre Gobierno de Aragón y los propietarios actuales”.

La Cartuja de Nuestra Señora de Las Fuentes se ubica en el término municipal de Sariñena. Declarada Bien de Interés Cultural en el año 2001, es un monumento emblemático de la comarca. Fue declarada conjunto histórico-artístico en 1995. Es una de las tres únicas cartujas existentes en Aragón. Además de su interés histórico, alberga un conjunto valiosísimo de pinturas murales de Fray Manuel Bayeu, cuñado de Goya.

Fue fundada en el año 1507 por los condes de Sástago y ocupada por monjes cartujos a partir de una ermita antigua donde don Blasco de Aragón y doña Beatriz de Luna habían enterrado a su hijo don Artal. Según la tradición en el lugar elegido para edificarla hubo una posada que se convirtió en ermita para albergar una imagen de la Virgen de las Fuentes, llamada así porque fue hallada junto a uno de los manantiales de los alrededores, que después fue conocido como “la fuente del Milagro”.

La fuente del Milagro, llamada así porque según la tradición allí se apareció la Virgen. Es una de esas fuentes de secano que llevan la contraria a la climatología. Cuanto mayor apura la sequía mayor es el caudal y viceversa. Son aguas con propiedades medicinales que sirvieron para crear un balneario tras la Desamortización decimonónica.

En el año 1563 los monjes abandonaron la Cartuja y se trasladaron al Aula Dei de Zaragoza. En el año 1565 el recinto religioso fue de nuevo recuperado y vendido a los carmelitas. Esta orden inició la recuperación en la segunda mitad del siglo XVII, siglo de apogeo y florecimiento de la Cartuja. En el año 1777 se levantó el grueso del monasterio.

Por lo que respecta a sus alzados, la Cartuja, construida principalmente en ladrillo, se caracteriza por su sencillez y pureza en volúmenes. Destacan las dependencias de la iglesia, con la capilla del sagrario, el camarín de la virgen, la tribuna y la torre, de estilo barroco tardío, que se organizan en torno a un pequeño claustro con sus capillas. Sin duda, destacan las más de 250 composiciones de pintura al fresco que cubren sus paredes, obra de Fray Manuel Bayeu.

Durante el siglo XIX, la Cartuja sufrió los efectos de la Desamortización de 1820 y Mendizábal en 1835, suponiendo ésta última el fin de la vida monástica y el abandono del convento y la subasta de su patrimonio a manos particulares. A lo largo de la historia, la cartuja se ha utilizado como balneario, cuartel de tropas en la Guerra Civil y como finca ganadera. Las visitas guiadas a la Cartuja de las Fuentes tienen lugar los domingos de 9 a 14 horas.

Comentarios