El judoca binefarense Raúl Clemente gana en La Motte Servolex

El equipo junior masculino de Judo de Binéfar, participó en el Torneo Nacional Junior Clase A de la Motte Servolex, ciudad cercana a Chambery y Grenoble, en las faldas de los Alpes, en la Savoya francesa.

En cuanto a los resultados de los altoaragoneses: Roberto Gimeno (-60 kg.) y Roberto Marín (-66 kg.) perdieron en 3ª ronda, Daniel Pions (-60 kg.) y Kevin Manero (-81 kg.) caían en el primer encuentro y no entraron en la repesca y Raúl Clemente (-60 kg.) consiguió el oro, realizando una buena competición, ganando 4 de los 5 combates por Ippón y la final muy inteligentemente, ya que su rival le esperaba constantemente para contraatacar y Raúl sacó partido a esta situación táctica.

En esta competición participaron dos de los cuatro centros de alto rendimiento que hay en Francia: la Pôle de Marsella y la de Estrasburgo. En estos centros, los judokas franceses tienen la suerte de poder combinar sus estudios con el entrenamiento. Con esta infraestructura, Francia consigue grandes resultados en todas las disciplinas deportivas, y más concretamente en judo, ya que en el último Campeonato de Europa Junior en Praga fueron una de las selecciones con más medallas.

La participación en el Torneo, además de elevada en nivel fue numerosa, alcanzando los 48 judokas en la categoría de -66 kg. y 42 judokas en -60 kg. Sin embargo la buena organización y los 8 tatamis montados agilizaron la competición, que se desarrolló entre las 9:00 y las 17:00 horas.

Según el entrenador del Club Judo Binéfar, Antonio Clager: “Sabíamos que era una competición muy dura, pero viendo como Raúl se adaptó al tipo de judo francés, nos damos cuenta de que los demás judokas del equipo podrían haber obtenido mejores resultados. Raúl fue el último en salir al tatami y utilizó los errores de sus compañeros a su favor”

Este Torneo es puntuable para los 7 primeros judokas de cada categoría, que pasan a la fase final del Campeonato Nacional Junior de Francia. Además del equipo binefarense masculino, compitieron las chicas de la selección catalana, que obtuvieron una plata en +78 kg. y un 5º puesto en -70 kg.

La forma de trabajo de los judokas franceses, en general, es un judo basado en el ataque, mucho ritmo y desplazamiento, aprovechando el encadenamiento de técnicas de pie y suelo. El nivel es más alto que en España, quizás el campeón de España y el de Francia sean equiparables, pero la diferencia es que en Francia hay entre 20 y 30 judokas con el mismo nivel que el primero.

Comentarios