Organizaciones ecologistas celebran la paralización de dos proyectos de centrales hidroeléctricas en el Pirineo

Las organizaciones AEMS–Ríos con Vida, Ecologistas en Acción y UNIPESCA celebran las declaraciones de impacto ambiental negativas de los proyectos de centrales hidroeléctricas de Izas y Yanel, en los municipios de Canfranc y Panticosa (Pirineo Aragonés). En su día estos colectivos trabajaron conjuntamente para conseguir la paralización de estos proyectos.

 

El Ministerio de Medio Ambiente, para formular las Declaraciones de Impacto Ambiental, ha tenido en consideración la mayor parte de las alegaciones que estas organizaciones presentaron en su día: la fragilidad y gran valor natural de las zonas donde estaban proyectadas y la situación de algunas de las especies afectadas; el impacto negativo sobre el medio fluvial y su entorno del tipo de centrales elegido, la falta de caudales de mantenimiento adecuados aguas abajo de los azudes de captación, el efecto sinérgico que se produciría al unirse su impacto al de las otras centrales ya existentes en estas zonas, y las importantes carencias en la documentación presentada por los promotores.

 

Estas organizaciones esperan ahora que la Confederación Hidrográfica del Ebro deniegue con la mayor brevedad las concesiones de aguas solicitadas por los promotores de estas centrales hidroeléctricas, dando por finalizado el proceso administrativo.

 

AEMS–Ríos con Vida, Ecologistas en Acción y UNIPESCA, reconfortadas por la desestimación de estos proyectos, siguen insistiendo en la necesidad de recuperar los tramos de los ríos pirenaicos afectados que ya vienen sufriendo una importante explotación hidroeléctrica. Por ello, de cara a la elaboración del Plan de Demarcación del Ebro, vuelven a exigir a la Confederación Hidrográfica del Ebro del Ministerio de Medio Ambiente:

 

-         La revisión de las concesiones hidroeléctricas existentes en las cabeceras de los ríos Aragón y Gállego, incluyendo la caducidad de las más impactantes y manifiestamente incompatibles con el ecosistema fluvial.

 

-         En tanto no se haya cumplido lo anterior, se establezca una moratoria general frente a nuevos desarrollos hidroeléctricos en estas cabeceras y tramos fluviales de especial valor natural.

 

Dichas demandas no son sino la exigencia del cumplimiento de la legislación vigente en esta materia que impone al Organismo de Cuenca la obligación de alcanzar un "buen estado ecológico" de todos nuestros ríos; para lo cual resulta imprescindible -como el propio Ministerio reconoce al denegar estas nuevas concesiones- poner fin a un régimen de explotación totalmente insostenible.

Comentarios