Situación limite para el Forcusa Huesca tras la derrota en Oviedo

forcusa Huesca -Almoradi balonmano

El equipo oscense caía por 31-26 en la pista del Naranco y se complica todavía más las cosas en la clasificación donde se hunde en los últimos puestos. El BM Huesca está tocado, por no decir hundido, moralmente y en la pista volvió a ser el mismo de jornadas anteriores, sin que se haya visto una mejoría que permita tener la esperanza de despertar de esta pesadilla en una temporada donde se han ido al traste en un par de meses todas las ilusiones.

El partido comenzó bien para el Forcusa donde consiguió ponerse arriba en el marcador llegando la máxima renta a ser de 7-10 a falta de diez minutos para el descanso. Pero se volvió a repetir la misma historia y el equipo bajó los brazos en defensa y un parcial de 6-3 ponía el resultado en empate 13-13 al descanso.

La debacle vino en la segunda parte donde el BM Huesca fue una caricatura de equipo en su juego lo que aprovechó el conjunto asturiano para ir marcando diferencias y llevarse cómodamente la victoria ante la pobre imagen que dieron los de Juan Carlos Gordo que al final no encontraba muchas palabras para justificar este nuevo desastre.

El equipo está en puesto de promoción de descenso y la semana que viene tiene que recibir al Grupo Sigarci, otro rival directo, en el Palacio de los Deportes. Lo que parecía iban a ser rivales más cómodos y asequibles en estas jornadas no está siendo así y las dos últimas derrotas ponen de manifiesto que el equipo está sin rumbo y a la deriva.

Si la semana pasada fue complicada para el tropiezo en casa, está lo va a ser más por la tensión que va subiendo y los nervios.

Comentarios