El alpinista Juan Vallejo presenta las Montañas del Karakorum en Barbastro

Una selección de 400 diapositivas son las que se sucedían en la tarde de este martes en el salón de actos del centro de la UNED en Barbastro, dentro del programa de las Jornadas Montañeras 2007 organizadas por Montañeros de Aragón Barbastro. En ellas se mostraban las mejores imágenes de las Montañas del Karakorum, tomadas por el alpinista en las últimas expediciones realizadas a dicha cordillera entre los años 2001 y 2006.

Vallejo elegía el Karakorum por considerarla como “una de las cordilleras más bonitas del planeta, y que además cuenta con cinco de las montañas más grandes del mundo”. Aunque son montañas muy áridas, Vallejo entiende que “hay que saber ver más allá y apreciar las laderas que tienen”. El objetivo de este audiovisual, según el alpinista, es “enseñar a los asistentes paisajes lejanos del mundo a los que tal vez no han podido acceder”.

Vallejo es colaborador y especialista del equipo de ‘Al Filo de lo Imposible’, algo que considera como una “auténtica gozada”. La posibilidad de visitar lugares de difícil accesibilidad es el elemento que Vallejo señala de esta labor, en la que asegura que “se trabaja duro, sobre todo por las condiciones que se sufren”.

Entre los méritos del alpinista vasco se encuentran varios ‘ocho miles’, y además ha escalado casi todos los macizos de la península, Picos de Europa y Pirineos. Además, ha realizado varias ascensiones en hielo y en roca en Los Alpes, y en grandes rutas en Yosemite (EE.UU.), Yukoon (Canadá), y la cara su del Aconcagua. El Everest también se encuentra entre sus haberes, que ha ascendido hasta tres veces, sin olvidar las subidas sin oxígeno.

Respecto a las dificultades que Vallejo se ha encontrado a lo largo de su carrera, afirma que “son muy complicadas de comparar, todas son difíciles, pero cada una en su estilo”.

La preparación es un elemento muy importante a la hora de intentar coronar altas montañas, aunque Vallejo afirma que él no necesita preparación especial, ya que “la experiencia y el estar todo el año en el monte ya es bastante preparación”. Aunque asegura que “para ascensiones complicadas es conveniente desarrollar pequeñas escaladas en los días previos”. Vallejo asegura que pasa gran parte de su vida en montañera en los Pirineos, que considera “la parte pirenaica más bonita”. Riglos, Sierra de Guara y las pistas de esquí son los lugares más visitados por este alpinista.

Comentarios