Euforia empresarial en el I Congreso Económico del Alto Aragón

La patronal lanza un mensaje de optimismo de cara al futuro; es el titular que resume el I Congreso Económico del Alto Aragón. Tanto el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, como el máximo responsable de la CEOE, Gerardo Díaz, hablan de las importantes posibilidades de futuro que tiene esta Comunidad Autónoma.

Audio sin título

Iglesias lanzaba un mensaje de confianza en el futuro, con una economía que funciona bien en el Alto Aragón y con activos esenciales: territorio, ubicación, estabilidad institucional,... El presidente de Aragón incidía en la relevancia que se da a la innovación.

Gerardo Díaz, desde la CEOE, asegura que el año 2008 será bueno para España, con un crecimiento por encima de la media de los países competidores. Habla de optimismo pese a una cierta desaceleración inmobiliaria.José Luis López, presidente de CEOS-CEPYME Huesca, incide en el crecimiento de esta provincia, por encima de las medias española y europea. Asegura que todos los datos apuntan a que el crecimiento va a seguir estando por encima del 2,5 por ciento.

No obstante, reconocen la existencia de crisis puntuales. La que más presente estaba era la de Mildred, con un pequeño grupo de trabajadores que se concentraban ante el Hotel ABBA, lugar en el que se celebraba la tercera jornada del I Congreso Económico del Alto Aragón. Iglesias hablaba unos minutos con ellos para transmitirles tranquilidad y confianza.

Las infraestructuras centraban la última jornada de debate de este foro. El director general de Carreteras, Antonio Ruspira, incidía en el compromiso del Ejecutivo autónomo aragonés por las infraestructuras de comunicación; el presidente de la Comisión de Infraestructuras de CEOS-CEPYME Huesca, Luis Javier Sanz, hablaba de la diferencia entre ordenación y vertebración (con la importancia que tiene en este punto la carretera N-260).

Los principales sectores de actividad de la provincia de Huesca repasaban su situación presente y los retos de futuro, con sus reivindicaciones esenciales. Por poner algún ejemplo, Valero Casasnovas, dirigente de ASAJA, hablaba de infraestructuras hídricas; apunta que mientras el resto de infraestructuras avanzan, aunque sean a un ritmo lento, los embalses llevan años y décadas de retraso.

El presidente de la Federación del Comercio en la provincia de Huesca, Julio Ollés, reivindicaba una Ley del Comercio, que permita ordenar y racionalizar este sector. Hablaba del problema que tienen los pequeños negocios en su convivencia con las grandes superficies comerciales.

Esta tercera jornada también servía para hablar de nuevas tecnologías, de política industrial y competitividad, y se daba una visión panorámica de la economía en el Alto Aragón. José Luis Meléndez, directer-gerente de la Cámara de Comercio, hablaba de "moderado optimismo" como resumen del Índice de Confianza Empresarial. Rosa Duarte, profesora de la Universidad de Zaragoza, reconocía que se está produciendo un cierto rejuvenecimiento de la población altoaragonesa (aunque sigue siendo su envejecimiento la nota predominante).

Comentarios