Clausura de la V Convención de Responsables de Calidad de las Cajas

La diferenciación por calidad y por innovación es la única fuente sostenible de ventajas competitivas a largo plazo para las entidades financieras, y en esa línea seguirá trabajando toda nuestra organización con ahínco”. Este es uno de los mensajes que el presidente de Ibercaja, Amado Franco, ha transmitido a los participantes de la V Convención de Responsables de Calidad de las Cajas de toda España, organizada por la CECA e Ibercaja, y cuyo acto de clausura se ha celebrado en el Centro de Exposiciones y Congresos de la entidad de ahorro.

El presidente de Ibercaja, en su discurso de clausura ante los responsables de calidad de las cajas, ha recordado la implicación de la entidad de ahorro aragonesa en todo lo relacionado con los modelos de excelencia, y fruto de este esfuerzo ha sido la concesión a Ibercaja del Sello a la Excelencia Europea, según los criterios del Modelo EFQM. Ha insistido que hace falta un método para conseguir que la excelencia impregne todas las actuaciones, y el Modelo EFQM se impone como referente, como única receta, para adecuar la gestión de las compañías a los estándares de excelencia.

También se ha referido a la necesidad de aprovechar el conocimiento de las plantillas, que resulta imprescindible, para alumbrar nuevas innovaciones, utilizando la cualificación, la actitud y la creatividad como vectores sobre los que hay que incidir para crear ese caldo de cultivo que movilice a los recursos humanos hacia el cambio innovador. En este punto ha considerado imprescindible, como en cualquier transformación de gran calado en las organizaciones, un liderazgo que oriente hacia la excelencia y la innovación, y el compromiso de su difusión tiene que partir del equipo directivo.

Amado Franco, en su discurso ante la los Responsables de Calidad de la Cajas, ha abordado la importancia estratégica que la excelencia y la innovación tienen también en el corto plazo, en clara alusión al previsible cambio del ciclo de la economía española, con una considerable desaceleración en el futuro inmediato, debido al ajuste inmobiliario como principal protagonista. La repercusión en bancos y cajas ante el nuevo escenario económico , según Amado Franco, se traducirá en “términos de rentabilización de las oficinas de nueva apertura y de pérdida de empuje de los créditos ligados al sector inmobiliario como palanca de crecimiento a las inversiones crediticias”.

Ante este previsible escenario, el presidente de Ibercaja ha apuntado hacia dos conclusiones básicas, como son el incremento de la competencia en el sector financiero y la variación en los segmentos claves de mercado.

NUMEROSOS FRENTES

Frente a inferiores ritmos de crecimiento de los volúmenes de inversión, habrá que tener en cuenta un alto nivel de competencia en numerosos frentes. Hay que recordar, según ha enumerado el presidente de Ibercaja, los ambiciosos planes de expansión de muchas entidades financieras; la amplia oferta competitiva de la bancaonline; las grandes superficies que están entrado en las prestación de una gama de servicios financieros y las entidades especializadas en segmentos concretos, como son la gestión de patrimonios, fondos de inversión y tarjetas de crédito.

Todas estas circunstancias derivarán, según Amado Franco, en una gran presión sobre los márgenes por dicha competencia y, tampoco, los volúmenes acompañarán para impulsar los resultados.

Ante este cúmulo de circunstancias adversas, Amado Franco en su discurso de clausura ante los participantes de la V Convención de Responsables de Calidad de las Cajas, ha señalado que “la eficiencia de las entidades financieras se convertirá en una variable muy relevante”. Entre los factores capitales se ha referido en particular a la gestión activa de los costes y su redimensionamiento en función de los ingresos esperados y la aplicación de criterios de excelencia en los procesos como, por ejemplo, la reducción de las cargas administrativas y la optimización de los tiempos.

Ganar cuota de mercado en este nuevo escenario, en opinión de Amado Franco, supondrá ser capaz de diferenciarse por calidad en innovación en diferentes ámbitos: cartera de productos y servicios; asesoramiento; trato al cliente; utilización del conjunto de canales disponibles (oficina, Internet, teléfono móvil) y disposición de procesos internos, entre los más importantes.

Por último Amado Franco ha afirmado que en los próximo años el foco de competencia en el sector financiero camina hacia sectores distintos al inmobiliario, como es la gestión del ahorro, los clientes de rentas medias altas y el negocio de pymes, nichos de mercado que probablemente darán relevo al sector inmobiliario.

ULTIMA SESIÓN DE LA CONVENCIÓN

El presidente de Ibercaja ha estado acompañado en el acto de clausura de la convención por Francisco Moraleda García de los Huertos, director adjunto de COAS y Recursos de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).

La convención, que se inauguró en el día de ayer, ha abordado en las numerosos conferencias, ponencias, paneles y mesas redondas un tema central “Innovación para la Excelencia”.

Los responsables de Calidad las Cajas, como conclusión general de esta convención, han coincidido en que la innovación y la excelencia es para el sistema financiero una razón estratégica, de supervivencia, en un mercado cada vez más competitivo y complejo.

En la jornada de esta mañana han intervenido tres expertos: Pere Miralles, director de Calidad del Banco de Sabadell, quien ha pronunciado la conferencia “Después del sello a la excelencia”; La siguiente ponencia, “La consolidación de la excelencia en el Banco Guipuzcoano”, ha corrido a cargo de Pedro Ibáñez, subdirector general y director de Operaciones del Banco Guipuzcoano, y ha cerrado este turno un tema muy sugerente sobre “Innovación aplicada: de la idea al negocio”, que ha desarrollado Xavier Vila, consejero delegado de BBVA Soluciones.

Después, sobre las 13.00 horas se ha celebrado una mesa redonda en torno a “La innovación y la excelencia desde la visión de la alta dirección”, en la que han participado de José Luis Aguirre, director general de Ibercaja, Xavier Alkorta, director genera de Kutxa, y Adrián García Nevado, director general Comercial de la compañía Telefónica.

José Luis Aguirre ha señalado, incidiendo en la importancia del lema de la convención como ha sido “innovación para la Excelencia”, que la innovación no es un factor de diferenciación, sino de supervivencia en un mercado muy competitivo, y que requiere de un potente liderazgo desde a la alta dirección.

Xavier Alkorta ha manifestado que desde su entidad conciben la innovación y la excelencia en tres dimensiones que son las siguientes: la propia organización, su acción social y el impacto medioambiental.

García Navarro, por su parte, ha explicado que en su compañía se ha pasado de innovar en tecnología a otra meta como es tener un sentido integral de la innovación, tanto tecnológicos como de servicios. En este último caso, por ejemplo, en el área de procesos internos o resolución de incidencias con los clientes.

Esta convención ha sido organizada por la Escuela Superior de Cajas de Ahorros (ESCA), una institución que depende de la Confederación Española de Cajas de Ahorros, en colaboración con la Comisión Nacional de Calidad de Cajas de Ahorros e Ibercaja y a ella han asistido los responsables de calidad de 33 cajas de ahorros españolas.

Comentarios