Atades Huesca entrega los diplomas de su curso de jardinería

Risas, aplausos y también alguna lágrima, han podido verse este viernes en el centro Manuel Artero de ATADES-Huesca, en la capital altoaragonesa. Allí, una veintena de alumnos han sido los protagonistas de la entrega de diplomas del Curso de Jardinería para Personas con Discapacidad Intelectual que se ha impartido en la Asociación entre mayo y junio de este año. Se trata de un ciclo formativo que la entidad imparte por segundo año consecutivo y que está homologado según los parámetros del Plan de Formación e Inserción Profesional (FIP) que lleva a cabo el Instituto Aragonés de Empleo (INAEM).

 

La directora provincial de este organismo, María José Borau, fue la encargada de presidir el acto, acompañada por José Guerrero, responsable del área de Formación. “Cursos como éste desarrollan aptitudes muy útiles para el futuro de sus alumnos, y me consta que así ha sido en esta ocasión, por lo que esperamos que nuestra colaboración con ATADES continúe en el futuro”, aseguró Borau con satisfacción, destacando además “el ambiente cálido y el buen trato”, que se respira en la Asociación.

 

El temario, impartido por la ingeniero agrícola Paule Mendialdua, ha incluido cuestiones relacionadas con el replanteo y construcción de jardines pasando por la preparación de suelos y la identificación de plantas ornamentales a lo largo de 240 horas lectivas. La materia, que fue dividida en un apartado teórico y otro práctico, se completó además con varias excursiones a Zaragoza, Huesca y su provincia.

 

“Formarse es esencial, porque asegura los eslabones en la carrera hacia la inserción social de cualquier persona”, añadió Borau durante su discurso dirigiéndose a los alumnos , quienes además pudieron disfrutar una proyección en Power Point de un centenar de imágenes que recogían todas las actividades realizadas durante el curso. “Una de las partes más importantes fue el ajardinamiento de una zona bastante extensa del Centro Manuel Artero, realizada por los propios alumnos con ayuda de su profesora y varios monitores”, explicó durante la proyección José María Salvador, responsable de Talleres de ATADES-Huesca. Muchas de estas imágenes volvieron a aparecer después en una revista conmemorativa que se entregó a los alumnos junto a su diploma como recuerdo.

 

Por otra parte, José Luis Laguna, gerente de ATADES-Huesca, agradeció a todos los presentes “el esfuerzo” puesto en el desarrollo del curso por parte de alumnos, profesora y monitores. “Sin el apoyo de todos no hubiese sido posible”, puntualizó Laguna, quien también recordó con satisfacción la “la larga tradición de trabajo en común entre el Inaem y ATADES-Huesca”.

Comentarios