El claustro universitario elige a José María Marín defensor universitario para los próximos tres años

El Claustro Universitario, máximo órgano de representación de la comunidad universitaria, ha elegido a José María Marín como defensor universitario. La elección es por tres años y el único candidato presentado, José María Marín Jaime, ha sido también el primer defensor universitario y ha ejercido el cargo en los tres últimos años

El primer defensor universitario de la Universidad de Zaragoza, José María Marín Jaime, profesor titular de Análisis Geográfico Regional en la Facultad de Filosofía y Letras, fue elegido por el Claustro el 14 de diciembre de 2004. En estos casi tres años, a la Oficina del Defensor Universitario han llegado 520 peticiones de actuación. De ellas, 196 (37,7%) llegaron por web o correo electrónico, 123 (23,%) por entrevista, 89 (17,1%) por escrito, 59 (11,3%) por atención personal y 53 (10,2%) por atención telefónica.

De esta cifra fueron formalmente registradas 417 (87 en el primer año, 151 en el segundo y 179 en el tercero). Las 103 restantes, agrupadas bajo la denominación de consultas, en realidad se referían a cuestiones ajenas a la función de esta institución o, en general, se trataba básicamente de búsquedas de información.

El defensor universitario ha recibido peticiones de intervención de todos los sectores: estudiantes, personal de administración y servicios y personal docente e investigador, así como de otros grupos (personas que pretenden ingresar en la Universidad, egresados, personal de contratas, personal contratado que ha finalizado sus servicios…). Sin embargo, la mayoría de las peticiones, 280 (67,1 %), provenían de los estudiantes, 78 (18,7%) del personal docente e investigador, 34 (8,2%) del personal de administración y servicios y 25 (6%) de otros colectivos.

Así, la mayor parte de las solicitudes proceden de estudiantes, habiendo aumentado notablemente la proporción de casos presentados de un año a otros, pasándose de poco más del 50% del primer año a más del 70% en los siguientes. En el caso del personal docente e investigador la tendencia es precisamente la inversa. Es decir, descendiente.

Desde el primer momento, han sido los asuntos académicos los tramos más voluminosos, 216 en total (el 55,0%). No debe extrañar el peso de este apartado si recordamos que son los estudiantes quienes con mayor frecuencia acuden al defensor universitario y que sus preocupaciones se condensan prioritariamente en los asuntos académicos. Le siguen en importancia las cuestiones relacionadas con la vida universitaria, el 19,8%, laborales, el 11,7%, administrativas, el 9,9% y económicas, el 3,6%.

Comentarios