Asamblea en Ercros Monzón para ratificar el preacuerdo alcanzado

Ercross

Este lunes día 10 de diciembre la Asamblea de los trabajadores de Ercros deberá ratificar el principio de acuerdo alcanzado en la comisión negociadora entre la Dirección y el Comité de empresa en Barcelona. En el caso de Monzón se mantiene la línea de Compuestos más el laboratorio , es decir, 32 puestos de trabajo. El resto hasta los 125 trabajadores se proponen prejubilaciones a partir de los 58 años, traslados a Flix, Tarragona o Sabiñanigo ( si hay alguno que quisiera otro destino se le facilitaría) y bajas incentivadas. Hay treinta días para que los trabajadores ratifiquen el acuerdo para presentarlo en el Ministerio de Trabajo.

Según se explica en un comunicado del Comité de Empresa, finalmente el Plan de Mejora de la Eficiencia afectará a 241 contratos de trabajo, que se someten a las condiciones generales del Plan Social que establece prejubilaciones a partir de los 58 años a los que se garantiza la percepción del 72% del salario bruto hasta que el trabajador alcance la jubilación a los 65 años. El salario garantizado se regularizará anualmente en 2,75%. En el caso de traslados se acuerda que aquellos casos que superen los 100 kilómetros percibirán una idemnización de 40.000 euros, más los gastos de traslado de domicilio. En el supuesto de bajas incentivadas, la indemnización pactada es de 45 días por año de servicio en la empresa, con un límite de 42 mensualidades y un mínimo de 25.000 euros.

Para los trabajadores de Monzón, que deban de adaptar su cese en la empresa al calendario marcado, percibirán en el momento de su baja un pago adicional equivalente al 15% de su salario bruto, con un mínimo de 5.000 euros.

Los afectados por los traslados entrarían, una vez alcanzada la edad de 58 años, en el plan de prejubilación.

Otro de los puntos importantes es que Ercros mantiene la actividad en Monzón con la planta de Compuestos y el laboratorio con 32 trabajadores. En este punto habrá que conocer si la empresa va a realizar o no las inversiones que demandaban.

El conflicto de Ercros surge a comienzos de año cuando el Grupo anuncia un Plan de Mejora de la Eficiencia con aplicación hasta el 2010 con dieciséis actuaciones que comportaban el cierre de las fábricas de Sant Celoni, Monzón, Silla, Catadau y Huelva; el cese de la producción de las líneas de fitosanitarios, clorato potásico, cloruro potásico y eritromicina base, todas ellas consideradas no estratégicas; y una reducción de 355 empleados, que equivalente al 16% de la plantilla media de 2006, y mejoras de productividad en prácticamente todos los centros de la compañía.

En julio de 2007, una vez la compañía consigue los fondos mediante la suscripción de una ampliación de capital, cuatro mil personas salen a la calle para reclamar el mantenimiento de la actividad en Monzón.

En noviembre se produce una reunión en Madrid entre las administraciones, empresa y sindicatos en la que se plantea posibles ayudas para el mantenimiento del empleo. Mientras el grupo Ercros daba a conocer sus resultados acumulados al tercer trimestre de 2007, que arrojan un saldo negativo de – 33,94 millones de euros motivados por las provisiones de 48,40 millones de euros realizadas el trimestre pasado a cuenta del coste del Plan de Mejora de la Eficiencia, sin esta carga el beneficio acumulado sería de 14,50 millones de euros.

El Grupo detallaba que había mejorado con respecto año pasado su cuenta de resultados en un 25, 9% con respecto al 2006. El aumento lo justifica Ercros, entre otras cuestiones, en la mejora de la eficiencia, así como las favorables condiciones del mercado que les han permitido trasladar el aumento de costes a los precios finales. El Grupo había vendido 644,98 millones de euros, creciendo en todos los segmentos como la División química intermedia en un 128, 5%, la química básica en un 3,5%, plásticos en un 7,6% o emulsiones en un 17, 4% por citar algunas.

Comentarios