Todos no tienen AVE

Luis Laiglesia

Mucho hemos avanzado en Huesca en materia ferroviaria en los últimos diez años.

Solo es necesario echar la vista atrás y veremos que la fotografía de la vieja estación con su obsoleta cantina se parece bien poco a la actual Intermodal, con hotel y dos restaurantes incluidos.

Tampoco los servicios son los mismos. La llegada del AVE fue algo nunca soñado por los oscenses, pero un buen día vino un Altaria a Huesca, y luego el popular “Pato”, el cual nos ha terminado uniendo con la capital de España en poco más de dos horas y media.

Al final, por llegar, ha terminado llegando hasta la variante ferroviaria, lo que ha permitido eliminar el tráfico ferroviario del casco urbano y, por tanto, eliminar también la barrera urbanística que supone una vía de ferrocarril.

Pero ahora nos cuentan los que saben de esto que, aparte de eliminar el paso del tren por Huesca, la variante permitirá dar servicio a la Plataforma Logística de Huesca con la habilitación de una estación de mercancías.

Pero la reivindicación ferroviaria en Huesca continúa, y ahora se oyen voces que piden un servicio de conexión directa con Barcelona, ya que la nueva infraestructura viaria lo permite.

Lo cierto es que la capital de la provincia no puede quejarse de estos avances, lo que contrasta con lo que ha ocurrido en el resto del Altoaragón, pues hemos asistido al desmontaje programado de todo el sistema ferroviario, con cierres de estaciones señeras incluidas. El AVE en Huesca esta muy bien, señores, pero Monzón, Binefar, Tardienta y otras estaciones ven como su futuro es cada vez más oscuro.

El tren ha dejado de existir en la parte oriental de la provincia, y eso debería movilizarnos a todos, incluidos los beneficiados por los nuevos planes de Fomento. Sin embargo oigo pocas voces que defiendan desde aquí lo que se pierde allí y eso es un error que perjudica a la propia Huesca, ciudad que debería comenzar a darse cuenta que es capital y, por tanto, representante del resto de la provincia y de sus intereses.

Comentarios